«No creo que pueda ganar el domingo», afirma Mir

Joan Mir ha arrancado 13º en Le Mans tras sufrir una caída en los minutos del FP2. Si se confirman los pronósticos de lluvia para la tercera sesión de libres, el vigente campeón de MotoGP tendría que pasar por la Q1. Tiene claro que la Suzuki sufre en Le Mans, pero confía en seguir progresando. No se ve entre los candidatos a la victoria, pero un top 5 en el trazado francés lo vería con buenos ojos.


Le Mans, un circuito en el que las Suzuki sufren y en el que no ha empezado el fin de semana de la mejor manera. Una caída le ha impedido mejorar en la recta final del FP2: «Realmente me encontraba bien en condiciones de agua. En seco no me encontraba del todo mal, pero había algo que no acababa de funcionar. Mi sensación con el neumático delantero no ha sido buena. Luego, cuando hemos querido realmente estar en los tiempos rápidos, lo he visto claramente. Hoy no podía hacer un gran tiempo por este motivo. Esto me llevó a tener una caída de última hora que luego me ha perjudicado para no coger otra vez la otra moto, con una puesta a punto diferente y probar. Me ha dado rabia caerme en el último momento. Creo que este no es el mejor circuito para nosotros, pero creo que lo podemos hacer bien. Me siento un poco mejor con la moto del año pasado, pero creo que hay más margen. Estoy ilusionado en este aspecto, lo tendremos difícil para luchar con los primeros. El resto van muy bien, pero intentaremos salir de aquí minimizando los riesgos».

Confía en ir progresando, pero no se ve entre los candidatos a la victoria este fin de semana en una pista como la de Le Mans: «He puesto todo de mi parte para que hoy funcionara todo bien. Esa caída me ha perjudicado un poco, pero confiamos en que mañana podamos hacer una sesión en seco. Aun así, será complicado porque las sensaciones no son las mejores, pero confío en que podemos mejorar. Es verdad que aquí parece que las otras motos van bien, mientras que nosotros no. El año pasado fue el peor resultado, no me encontraba bien. Y hoy tampoco, y además hemos sufrido esa caída. Confío en poder darle la vuelta a la situación. No creo que pueda ganar el domingo, pero creo que si estoy concentrado y puedo luchar entre los cinco primeros yo ya estaría satisfecho. Le Mans es un circuito difícil para nuestra moto. Normalmente era un circuito que me gustaba, y lo he disfrutado en otras categorías, pero en MotoGP nunca me he terminado de encontrar bien. Creo que mañana estaré mucho mejor, el equipo ha trabajado bien y mañana mejoraré, pero no sé hasta qué punto».

Su principal problema es que no tiene buen feeling con el tren delantero: «Cuando no tienes buenas sensaciones con la parte delantera es porque no sientes que la moto esté preparada para ser un poco más rápida, entonces tienes sensaciones de que la rueda delantera te patina, cuando normalmente no lo debería hacer. Eso perjudica a la hora de girar la moto y de pararla. Sabemos que aquí el asfalto no produce mucho consumo de neumáticos, por lo que lo más importante aquí es tener una buena sensación con el tren delantero, parar bien la moto y girar bien, sobre todo en el primer sector, y estamos lejos. Pero confío en que le podemos dar un poco la vuelta a esta situación».

Si el domingo se diera el caso, sería su primera carrera flag to flag en MotoGP. La opción no le parece del todo atractiva, pero si se produce, quemaría una etapa más como piloto de MotoGP: «No tengo especiales ganas de hacer una carrera flag to flag (Ríe), pero creo que es una experiencia que tengo que vivir para así crecer como piloto y cuanto antes sea, mejor. Es para todos. Es un poco raro en medio de una carrera bajarte de la moto y volver a subirte a otra. No lo he hecho nunca y cuanto antes sea es mejor, aunque yo prefiero una carrera de seco o de mojado. Si es así, no no me genera rechazo»

No considera que una carrera flag to flag fuese la ayuda necesaria en un fin de semana difícil como este. Confía en darle la vuelta por sus propios medios: «Confío de verdad en que mañana demos la vuelta a esta situación y podamos estar en el FP3 entre los diez primeros, que es el objetivo desde luego. Y a partir de ahí, intentar estar delante. Creo que podemos hacer un buen fin de semana, aun así. Soy optimista. Lo positivo es que me he encontrado bien en agua, soy más o menos rápido y eso es importante».

Sobre los cambios en el calendario con la cancelación de Finlandia y la doble cita en Austria, donde logró su primer podio en MotoGP y estuvo a punto de ganar en la segunda carrera: «No me parece mal. Si la situación allí (en Finlandia) es complicada y no se puede ir, Austria no es un circuito donde tengamos muchos problemas para ser rápidos. No entiendo por qué, porque con las rectas que hay a priori la Suzuki no es la más rápida en rectas, pero yo me encuentro bien en Austria. Es un buen circuito para hacer una carrera doble. No nos perjudica, desde luego. No sé cómo sería correr en Finlandia, así que no puedo decir si es mejor o no, pero no me molesta la decisión... También tendremos más vacaciones».

Ha desvelado que, curiosamente, sus dos motos no tienen la nomenclatura de 'moto 1' y 'moto 2', sino que mantiene la curiosa numeración que hacía Kevin Schwantz con sus Suzuki: «El número de mis motos es 4 y 5, no 1 y 2. Eso es algo que viene de los tiempos de Kevin Schwantz, que él usaba la moto '4' y '5', no la '1' y la '2'. Yo también la llevo y nos ha dado buena suerte de momento, aunque aquí en Le Mans no mucha...».

Deja una respuesta

Volver a la home