Mir se cayó por un problema técnico

Joan Mir se encuentra en observación en el hospital de Brno tras una grave caída durante los test. Sufrió una contusión pulmonar de la que ya se está recuperando con la vista puesta en intentar correr este fin de semana en Austria.


La jornada de test de MotoGP en Brno acabó marcada por un gran susto, después de que Joan Mir se quedase sin frenos al llegar a la curva 1 y sufriese un fortísimo accidente a cerca de 300 km/h. El piloto de Suzuki impactó contra las protecciones y su moto salió disparada, sin control, por encima de las mismas.

Rápidamente se detuvo la sesión y el piloto mallorquín fue atendido por los servicios médicos. Presentaba una contusión pulmonar y fue trasladado al hospital de Brno para ser sometido a un análisis más exhaustivo. Allí se descartaron más lesiones, aunque el piloto mallorquín quedó ingresado y permanece en observación. Será dado de alta en las próximas horas y pondrá rumbo a Austria, donde este fin de semana se disputa la undécima cita de la temporada.

No está confirmado que el de Suzuki pueda correr este fin de semana en Red Bull Ring; antes de ello tendrá que pasar los pertinentes exámenes médicos que certifiquen si es declarado apto o no para disputar el GP de Austria.

Después de lo ocurrido, el Team Manager de Suzuki, Davide Brivio, confirmaba en la web oficial de MotoGP que la caída se debió a un problema técnico: «Ha habido un problema técnico y estamos chequeando qué ha pasado. No ha podido parar la moto en la entrada en la primera curva y se ha producido la caída», expresaba el italiano, que añadía que espera que Mir pueda estar este fin de semana en Red Bull Ring. Por suerte, todo ha quedado en un susto.