Joan Mir se postula como compañero de Márquez la próxima temporada

El vigente campeón de Moto3 tiene la mirada puesta en MotoGP para dar el salto el año que viene, puesto que cuenta con posibilidades muy atractivas para escalar hasta la categoría reina. Parece que Honda plantea muy seriamente la opción de contar con el mallorquín como compañero de Marc Márquez ya en 2019.


Joan Mir se ha convertido en la pieza más codiciada del mercado de fichajes de MotoGP para 2019. De eso no hay ninguna duda. A excepción de Yamaha, que ya tiene cubierta su dupla oficial, el resto de marcas han preguntado por él y hay una que parece haber tomado la delantera en la puja por uno de los mayores talentos que hay en el panorama internacional. Según ha adelantado este lunes Motorsport.com, Honda ya habría firmado un precontrato con el piloto mallorquín para que suba a MotoGP en 2019 junto al equipo oficial como compañero de Marc Márquez.

Ese precontrato tendría ‘fecha de caducidad’, que no es otra que antes del final de mes; si en ese momento Honda no ha tomado aún ninguna decisión, Mir podría escuchar las propuestas de Suzuki y Ducati, marcas que aún no han resuelto el nombre de uno de sus pilotos oficiales -Rins ha renovado con los japoneses y Ducati con los italianos- y que también se han interesado por Mir. El mánager del piloto de Palma de Mallorca confesó en Le Mans que las tres marcas mencionadas tienen interés en fichar al #36.

«La intención es subir a MotoGP siempre que me sienta competitivo en Moto2. Y me estoy sintiendo bien…», declaraba el balear nada más conseguir ayer en Le Mans su primer podio en Moto2. Su prioridad es quemar las etapas lo más rápido posible para estar en la categoría reina cuanto antes, siempre y cuando sea con un proyecto de garantías. Espera subir ya en 2019, tras sólo un año en Moto2, independientemente de si gana el título de la clase intermedia o no.

¿Por qué saltar ya en 2019?


No suele ser lo habitual que un piloto pase sólo un año en Moto2 antes de dar el salto a MotoGP. Ni siquiera pilotos como Márquez, Zarco o Rins lo hicieron. Sólo Viñales estuvo nada más que un año antes de saltar a la categoría reina de la mano de Suzuki tras haber cosechado cuatro victorias en su corto y productivo periodo en Moto2. Mir está encaminado a seguir ese precedente y a no pasar más de un año por la siempre difícil escuela de Moto2, lo que hace mucho más complicado que pueda subir a la máxima categoría con otro título en el bolsillo.

Pero, ¿por qué subir tan rápido? Hay varios factores que influyen en esa decisión. El primero es irrefutable: cuando hay opciones de subir a MotoGP con un equipo oficial de la talla de Honda, Suzuki o Ducati, son trenes que nunca se pueden dejar escapar. El gran talento de Mir invita a pensar que alguno de esos trenes volvería a pasar en cualquier momento, pero es mejor amarrar una opción así por si en el futuro surgieran dificultades para volver a tenerla.

El segundo factor es el cambio radical que experimentará Moto2 en 2019. Con la llegada de Triumph como suministrador único de motores, la categoría comienza una nueva era y prácticamente se puede decir que parte de cero. Será una categoría “nueva”, con una situación similar a la que se dio en 2010 -con matices, evidentemente-, y tiene un componente de riesgo en el caso de que el fabricante de chasis utilizado -Kalex, probablemente- no diese con la tecla en ese primer año a la hora de desarrollar su bastidor para el tricilíndrico de 765cc de Triumph. Buena parte de lo aprendido en este 2018 no serviría para aplicarlo el próximo año y, por tanto, quedarse en 2019 en Moto2 no es algo que tenga una importancia capital.

Por último, otro factor a tener en cuenta es el modelo de renovaciones que desde hace tiempo se aplica en MotoGP. Salvo contadas excepciones, los contratos se firman por dos años, y esto querría decir que Mir tendría que esperarse a que pase el ciclo 2019-2020 para contar con un hueco en la parrilla de MotoGP. Saltar en 2019 podría ser un poco pronto, pero hacerlo en 2021 sería quizá bastante tarde.

En este tercer factor hay que tener en cuenta un matiz, y es que una de las posibilidades con las que se especuló hace ya varias semanas es que Honda decidiese firmar por un año más con Pedrosa, para acabar dando la alternativa a Mir en 2020. Esta opción, que tampoco suena descabellada, ha perdido peso con el paso de los días. Y es que el Campeón del Mundo de Moto3 tiene en el horizonte subir a la categoría reina ya en 2019, algo para lo que «quizá hay un 90% de posibilidades», según dijo Paco Sánchez -mánager de Mir- en declaraciones que recoge crash.net.