«Sé de lo que es capaz mi compañero y también de lo que soy capaz yo»

Joan Mir llega a Jerez tras su primer 'cero' de la temporada, producido por la caída de Jack Miller, que le arrolló en Portimao. El piloto de Suzuki considera que el coliderato de Rins es una motivación y lamenta la oportunidad que se le escapó en la pasada carrera, en la que sufrió problemas con el tren delantero en carrera que aún Suzuki no ha conseguido esclarecer.


Joan Mir se marchó de Portimao con mal sabor de boca tras su primer 'cero' de la temporada, producido por un error de Jack Miller. El piloto de Suzuki afronta Jerez como una nueva oportunidad. Más si cabe cuando su compañero de equipo, Álex Rins, es colíder de la general junto a Fabio Quartararo. Mir lamenta la gran oportunidad perdida en Portimao, por lo que su golpe sobre la mesa quizá tenga que esperar.

No cree que el box de Rins funcione mejor que el suyo a nivel técnico: «Creo que eso no es cierto. Confío mucho en mi parte del box. Esa es la respuesta».

Aún no sabe qué ocurrió con el tren delantero de su Suzuki en Portimao: «La prioridad era esa. Aún no he tenido la reunión, pero sé que se está priorizando eso, para que no vuelva a pasar, porque eso te destroza un fin de semana».

Preguntado sobre el rendimiento de su compañero de equipo: «Motiva, motiva. Estamos en la sexta carrera de la temporada y Álex ha hecho un arranque espectacular. No ha fallado en ningún momento. Contento. Sé de lo que es capaz mi compañero y de lo que soy capaz yo, y también la moto».

«Puede ser un año para hacerlo bien aquí, por qué no»


Pasa página de lo ocurrido en Portimao, donde confiaba en luchar por el triunfo: «Si empiezas en una posición más humilde y vas a buscar el podio, un problema como el que tuvimos te frena y te quedas entre los cinco primeros, pero el domingo iba a luchar por la victoria y el problema afecta más así».

Considera la de Portimao como una oportunidad perdida para luchar por la victoria: «Esa era una oportunidad para intentar luchar por la victoria, pero cuando salí me di cuenta de que no era el día. La base de la moto es buena y estoy contento con la progresión que llevamos. Mi objetivo es no parar esta evolución».

Esperanzado en hacerlo bien en Jerez, aunque no es tu trazado favorito: «Sobre el papel, es un circuito que no es mi favorito, pero he ido siempre bastante bien. El año pasado perdíamos bastante en aceleración, pero este año tenemos el 'device' y puede ser un año para hacerlo bien aquí, por qué no».

El puñetazo en la mesa no pudo ser en Portimao, como si ocurrió con Quartararo, y espera darlo pronto: «En Portimao quería darlo y lo daré cuando tenga la oportunidad. Cuanto antes, mejor, pero hay cosas que no puedes controlar. Las ganas están ahí».

Su futuro, aún sin resolver, no condicionará sus resultados: «No voy a rendir más porque mi futuro esté sin decidir. En el caso de preocuparme sería fuera de la pista, pero en ella siempre doy el máximo. Eso no cambia en mi carácter».

 

Deja una respuesta

Volver a la home