«Estoy convencido de que nuestros días llegarán, tengo hambre de ganar»

Joan Mir ha logrado este domingo su quinto podio de la temporada en MotorLand Aragón, acabando en una tercera posición que no le ha dejado del todo satisfecho puesto que se veía en las quinielas para pelear por la victoria.


Nuevo podio para Joan Mir, que ya suma cinco en lo que va de temporada, pero que sale de MotorLand tercero del campeonato tras el triunfo de Bagnaia. Aun así, merced a ese resultado ha podido recortar ocho puntos a Fabio Quartararo, que ha terminado octavo, y ahora está a 57 puntos del piloto francés en la general del campeonato. No obstante, cree que la diferencia es muy abultada como para que el de Yamaha sienta la presión: «Todavía hay mucha distancia como para que Fabio se ponga nervioso. Eso es lo que hay que intentar acortar. Ahora mismo Fabio se está encontrando con un Mundial bastante cómodo para él, porque es muy rápido y con estos puntos tienes un colchón, no te pones tan nervioso como si tienes al segundo a 20 puntos, a 10 o a 5. Eso es lo que hay que buscar, no ponerle las cosas tan fáciles. Ese es el objetivo», comentaba el vigente campeón de MotoGP.

«Sí que era una carrera para ir a ganar, pero que Quartararo haya sufrido aquí nos ha beneficiado. No en todas las carreras se puede ganar, en alguna cometerá algún error como lo hemos cometido todos. Nosotros no nos lo podemos permitir», añadía sobre la situación del campeonato.

«Lo he dado todo y no ha bastado para ganar, estoy un poco decepcionado»


Pese a que ha sido uno de sus fines de semana más completos del año, para él no ha sido una de sus mejores carreras: «Siendo sincero, ha sido una más. No creo que haya sido la mejor, porque la mejor es esa que se te ve más y que ganas. Yo intento dar el 100% en todas las carreras. En la carrera que sufro más es seguramente la que no se ve y en la que no se aprecia el trabajo que hago, pero en todos los podios hemos llegado desde atrás y hemos hecho buenas remontadas», comentaba.

No haber podido luchar por la victoria le ha dejado un poco contrariado: «Sí que hoy ha sido una carrera de supervivencia, pero no me he rendido hasta que he pasado la bandera a cuadros. Lo he dado todo y no me ha bastado para ganar. Siendo sincero, estoy un poco decepcionado. Hoy me he levantado por la mañana pensando a ver si tendríamos todo de cara, pero por lo que sea, quizá por la temperatura o porque cambia un poco todo, no he tenido el mismo ritmo que en los entrenamientos y esto me ha condicionado un poco. Quizá hubiese venido mejor algo más de fresco, pero no podemos hacernos mala sangre. Estoy contento».

Respecto al duelo entre Márquez y Bagnaia, reconoce que en algún momento se le pasó por la cabeza que podría pescar algo más que un tercer puesto: «Veía que me estaba acercando, pero hay mucha igualdad. Cuando he adelantado a Aleix, veía que estábamos haciendo los mismos tiempos y en las últimas vueltas sí que me acercaba un poco más y pensaba: "A ver si por lo que sea se tocan, se van fuera y puedo recuperar algo de tiempo". Pero estoy convencido de que, de haber llegado, no habría tenido posibilidades de adelantamiento. Éramos fuertes para estar con ellos y me habría gustado estarlo, pero no creo que hubiera tenido las de ganar hoy». 

Le hemos preguntado sobre si el hecho de que no llegue esa primera victoria del año le puede generar cierta ansiedad, a lo que nos ha respondido con una interesante reflexión: «No he podido hacer más de lo que he hecho hoy o de lo que he hecho esta temporada. Siempre he dado el 100% y tengo la conciencia súper tranquila. Estoy convencido de que nuestros días llegarán, porque tengo mucha hambre de ganar. Eso es fundamental; es mi prioridad ganar aquí y ganar otro Mundial, y eso empieza por ganar carreras. El año pasado gané con muy poquitas victorias, de una manera muy constante. Pero este año estoy siendo más fuerte como piloto, estoy pilotando mejor, tengo más experiencia y estoy cometiendo seguramente menos errores. Este año aquí he sido mucho más rápido con lo mismo, simplemente con más experiencia y mucho trabajo del equipo. Estoy tranquilo con lo que estoy haciendo. Sí que siempre está esta ansiedad de mejorar y de querer sacar mejores resultados, pero ya llegará», añadía a la pregunta de MOTORBIKE MAGAZINE.

 

 «Es muy difícil luchar por ganar cuando las Ducati te sacan 15 ó 20 km/h»


Debido a problemas en el tren delantero, Mir decidió junto a su equipo prescindir del uso del dispositivo de altura trasero (hunde el tren trasero en las aceleraciones). Así explicaba por qué no lo han usado y también el importante déficit de velocidad punta que ha tenido con las Ducati: «Se debe hacer un balance. He probado el 'device' y pensábamos que perdía más de lo que ganaba o que estaba igualado, así que hemos salido con la base que ya teníamos de la moto».

«El secreto de este 'device' es que cuando tú no lo activas, no notar que lo llevas, eso es lo más importante. Que parezca que no llevas nada en la moto, entonces tú luego lo usas para la aceleración y ganas muchísimo. No sólo en aceleración, sino también en velocidad punta, porque si bajas la moto de detrás cambia la posición de los alerones, esto hace que pase más aire y hace que las motos sean más rápida. No es normal, el año pasado mi moto estaba en la mitad de las más rápidas, pero este fin de semana era el último o el penúltimo. Es muy difícil luchar para ganar una carrera con las Ducati cuando te están sacando 15 o 20 km/h. Espero encontrar una solución a esto, poder mejorar un poco más la moto y tenerlo todo junto para poder recortar puntos», añadía.

Y tiene claro que podría haber estado más cerca en el caso de haberlo podido montar y que todo funcionase a un buen nivel: «Con el device la carrera me hubiera ido mejor, estoy convencido. Habría estado más cerca, eso es seguro».

Deja una respuesta

Volver a la home