«De momento tiro más hacia el 1 que hacia el 36, pero dependerá de mi decisión»

Joan Mir ha estado este miércoles en Madrid, en un evento organizado por Estrella Galicia 0,0, en el que el Campeón del Mundo de MotoGP 2020 ha atendido a los medios en una extensa rueda de prensa.


EL Campeón del Mundo de MotoGP, Joan Mir, está en Madrid para llevar a cabo la correspondiente rueda de medios y de entrevistas tras haber logrado el título de la categoría reina.

El piloto de Suzuki ha comparecido este miércoles en rueda de prensa en un acto organizado por Estrella Galicia 0,0, uno de sus patrocinadores personales. Como es habitual, no ha esquivado preguntas y ha hablado con total naturalidad de todo: sobre el reto que afronta en 2021 y retener la corona con el regreso de Marc Márquez, sobre el debate de llevar el #1 o el #36 el año que viene, los momentos clave de este 2020... y mucho más.

Repasamos todo lo que ha comentado Mir en esta rueda de prensa con la prensa que, por primera vez este año, hemos podido ver al nuevo Campeón del Mundo de MotoGP:

Tras ser campeón, arrancará el 2021 con otra perspectiva: «Ganar un Mundial tiene cosas muy buenas, como es el mérito de haberlo conseguido, pero lo malo luego es la presión que habrá de cara al año que viene. Al iniciar el año, voy a partir de una forma diferente. Este año, con las circunstancias que ha habido, me he visto muy fuerte y he podido llevar bien esa presión, pero el año que viene será un escenario diferente. Marc volverá, así que tendremos al rival que ha ganado en los últimos años y que ha sido el más rápido de los últimos ocho años, así que será bonito. Estoy impaciente por eso. Ahora mismo sólo me toca disfrutar de lo que hemos conseguido. El año que viene se plantea un año diferente y eso también me tiene motivado».

Partir el año que viene como campeón, le aporta un plus: «Me da más confianza, porque este año he podido demostrar que hemos ganado y somos competitivos. Aun así, sabemos que el paquete Honda-Marc ha sido muy rápido. Para disputar un Mundial contra un binomio así, tenemos que mejorar nuestra velocidad y que nuestro paquete sea mas competitivo. Más veloz, en cuanto a hacer más poles y conseguir más victorias. La realidad es que para seguir ganando, tenemos que ganar más carreras».

En la primera rueda de prensa de la temporada, ninguno de los seis pilotos presentes le metieron a Joan entre los cinco primeros de cara a la porra de la temporada. ¿Qué les diría? ¿Él se hubiera metido en esa porra?: «No hace falta decirles nada. A veces, no hablar duele más que hablar. Pero hemos hablado en la pista. Si te soy sincero, yo tampoco me hubiese puesto el primero este año. Pero entre los cinco primeros sí me hubiese puesto, teniendo en cuenta el potencial que tenía. Igual mis rivales no tenían la confianza en mí que tenía yo, pero me gusta que haya sido de esta manera. Si todos me hubiesen puesto como favorito y al final hubiera ganado, no habría sido tan bonito. De esta manera sí. Creo que el año que viene se lo pensarán un poco más».

Rivales directos que se espera para 2021: «El primero va a ser Marc (Márquez), y luego espero que no sea como este año, espero no tener 6 ó 10 rivales directos para el título, espero tener menos. Rins también es rápido, está Quartararo, Maverick, alguna Ducati también estará por ahí y las KTM han mostrado potencial. No me gustaría que me pasara lo que les ha pasado a ellos y no olvidarme de ninguno». 

Sigue deshojando la margarita entre el 1 y el 36 para el año que viene, pero se acerca más al 1: «La opinión de Suzuki la sé, me dicen que el 1 les gustaría. Sería un privilegio llevarlo, de momento tiro más hacia el 1 que hacia el 36, pero el 36 me ha dado los dos títulos y el número con el que empecé, me ha dado suerte y me gusta verlo en mi moto. Dependerá de mi decisión. Quiero dejar un poco de tiempo para pensarlo... bendito problema».

Sobre el momento en el que empezó a pensar en que podría luchar por estar delante con asiduidad: «En los test me sentía fuerte como para decir que podíamos luchar por estar entre los cinco primeros. En los test me encontré muy bien. En Jerez empezó la mala suerte, en Brno también, pero después en Austria empecé a encontrar las sensaciones con la moto. Fui competitivo con la Suzuki, una moto que a priori no lo era en esa pista e hice mi primer podio. A partir de ahí tuve la duda de si sólo iba a ser competitivo ahí. Después de Misano volví a ver que era competitivo y pensé que podía. Ese fue el momento. Acabar la primera carrera de Misano tercero, en ese momento pensé que podríamos estar luchando por el podio en todas las carreras».

¿En qué trabajó en la pretemporada para arrancar el año con la mentalidad de pelear por el título?: «La pretemporada fue la más larga de mi vida. A mí me gusta entrenar con motos diferentes, de motocross, trial, dirt track... para experimentar y encontrar técnicas nuevas. Mentalmente estaba motivado, porque el año anterior fue difícil por la lesión de Brno. Trabajé en mejorar todo un poco, estar tranquilo mentalmente y también en el estado físico. En 2019 acabé muy mal las carreras por la lesión de Brno, cansado y hasta mareado y este año lo que quería era llegar fresco a las carreras. Estoy más fuerte y esto ha sido clave este año para poder acabar las carreras de menos a más». 

No le preocupa que el dominio español en el palmarés pudiese hacer el campeonato menos atractivo: «No me preocupa a mí, le tendría que preocupar a la organización. A mí lo que me preocupa es ganar cuanto más mejor. En este caso, Marc ha sido el que ha ganado en los últimos años, ahora he ganado yo y Arenas también lo ha hecho en Moto3. Hay mucho español, pero no es algo de ahora, es así desde siempre. No creo que cambie ni que le quite atractivo de cara al público extranjero. Daría más emoción pelear un español contra un inglés o un americano, pero la realidad es que de España están saliendo los mejores pilotos».

¿Le ha cambiado la vida tras ser campeón?: «Me ha cambiado un poco. Ya en 2017, cuando gané me cambió un poco la vida, porque mediáticamente la gente te reconoce más. Pero Moto3 no es lo mismo, MotoGP tiene mucho más tirón. La gente me reconoce más por la calle, es un poco lo que me ha cambiado. Por lo demás, no, sigo siendo el mismo. Tengo más tirón mediático, pero por lo demás para nada, yo me siento igual. Ya me creo eso de ser campeón, llevamos unas cuantas semanas. La prensa hace que te lo creas más, porque si no fuera campeón, ahora estaría en casa descansando y no aquí. Me lo tengo que creer».

Sobre su mejor adelantamiento de esta temporada, se queda con el que le hizo a Rossi en Misano: «El más significativo y bonito fue el de Valentino en Misano, quitándole el podio 200. También por la VR46 Academy hubiera sido un día muy bueno para Valentino, que lo fue también, porque un cuarto está muy bien también. Además, llegar a 200 podios como él iba a hacer es un cachondeo. Yo tengo que empezar a sumar más podios, porque estoy más verde. Me quedo con ese adelantamiento. Después, en la última carrera de Portimao hay adelantamientos muy chulos en las dos primeras vueltas y también me quedaría con alguno de esos».

Ya ha pasado página tras el abandono de Portimao: «Se tiene que olvidar la mala suerte que tuvimos ese fin de semana. Es muy raro tener problemas dos días seguidos. El viernes trabajamos bien, pero el sábado tuvimos problemas con la moto, con la electrónica y parte del motor. Nos hizo perder todo el sábado. Para el warm up lo piudimos arreglar, pero la moto no estaba a punto como normalmente acostumbra Suzuki. Remonté, igual de una manera que no hubiera hecho jugándome algo. Luego me fui a disculpar con Bagnaia, porque esos movimientos que normalmente critico los hice el domingo. Parece que por ese toque rompí una pieza de la moto que hizo que la electrónica no funcionara. De todos modos, no me ha quitado para nada el buen sabor de boca de todo el año. Este tipo de carreras le puede pasar a cualquiera».

Le gustaría que Portimao siguiese en el campeonato: «Desde luego que sí, me encanta Portimao. Me gustaba más antes del sábado y del domingo. El viernes me gustaba mucho, el sábado un poco menos y el domingo ya no me gustaba. Pero realmente me gusta, es muy bonita, diferente a las demás. Acabar la temporada allí me gustó bastante. Si en un futuro tenemos que volver, me gustaría hacer un test antes, poner la moto a punto para que no nos vuelva a pasar lo mismo que en el fin de semana pasado».

Deja una respuesta

Volver a la home