Lascorz hizo historia en el Dakar 2022

Ni el hecho de pasar momentos con más de 40ºC de fiebre debido a una infección paró a Joan Lascorz en su cita con la historia en el Dakar 2022. Se convirtió en el primer piloto tetrapléjico en acabar la carrera, lográndolo en una sensacional novena posición en la categoría SxS.


Una carrera (in)accesible. Así se llama el documental que narra la preparación de Joan Lascorz en su camino hacia el Dakar y que fue estrenado días antes de que el piloto catalán se embarcase en esa preciada aventura. Y lo cierto es que, una vez allí, Lascorz demostró que el prefijo in- sobraba totalmente en su vocabulario. Porque no, no hay sueño inaccesible para alguien como Joan Lascorz.

Desde que un grave accidente acabase con su trayectoria como piloto de motociclismo y le dejase postrado en una silla de ruedas, Lascorz no ha dejado de reinventarse para volver a sentir la adrenalina de la competición y para demostrar su destreza como piloto, aunque tuviese que ser sobre cuatro ruedas. Encontró su sitio en los rallys, empezando a competir con un Mercedes ML320 adaptado en la Baja Aragón 2014. Desde ese momento, su objetivo pasó a ser uno muy ambicioso: disputar el Rally Dakar.

El camino ha sido duro y largo, pero Lascorz ha evolucionado en los raids hasta convertirse en un piloto de un altísimo nivel. Prueba de ello es que en 2016 fue Campeón de España de Rallyes Todo Terreno en la categoría de buggies. El don de la velocidad y la competición los ha mantenido intactos, y el desafío del Dakar poco a poco se iba acercando hasta que se ha acabado haciendo realidad.

Una historia de superación y un Dakar heroico


La oportunidad llegó y Joan no la desaprovechó. Se abrió la posibilidad de disputar el Dakar 2022 y 'Jumbo' fue a por ello. Por medio de un crowdfunding buscó terminar de financiar el proyecto para poder afrontar el Dakar con los máximos medios posibles. La respuesta fue espectacular: el primer objetivo para que fuese viable era alcanzar los 15.000 euros, algo que logró en menos de dos semanas. Pero la plataforma siguió abierta un par de semanas más y consiguió superar el techo marcado de los 30.000 euros: al final alcanzaron los 32.641€ repartidos en 238 aportaciones. Pilotos como Marc Márquez, Pol Espargaró, Jonathan Rea, Pedro Acosta o Ana Carrasco pusieron su granito de arena.

Y así fue como se terminaron de poner los mimbres a esta histórica participación de Lascorz. El objetivo era claro: ser el primer piloto tetrapléjico en disputar y acabar el Dakar. Para ello, Lascorz pudo formar un fantástico equipo con Miguel Puertas como copiloto, un dakariano de pura cepa que estuvo presente en nada menos que 14 ediciones entre piloto y mánager del Team Himoinsa. Eduald Noé (Team Manager), Ingrid Ramón (Asistente mánager), Arón Puerta y Àlex Ruíz (mecánicos), Zoraida Esteve (asistente y pareja de Joan) y Joan Jordán (osteópata) terminaron de conformar el Buggy Masters Team en busca de la gesta. Y vaya si la lograron.

Desde hace años Joan compite con un buggy adaptado y un sistema ideado para poder conducir pese a su lesión medular: lleva la mano izquierda enganchada al volante para poder girar y con la derecha acciona una palanca con la que acelera y frena. Ha ido cogiendo tal destreza con el paso de los años que se ha convertido en un piloto extremadamente eficaz y fino, hasta el punto de no haber tenido ni un solo pinchazo ni ningún problema mecánico a lo largo del Dakar. Eso es algo poco común en una categoría como la de SxS. «No le he hecho ni coger la pala a Miguel. No me he enganchado en ninguna duna», recordaba en Teledeporte horas después de cumplir el desafío.

«Sabía que uno de los grandes hándicaps que tenía yo era que si rompía algo, al final Miguel tenía toda la faena para él solo y yo no podría ayudarle. Donde podría perder más tiempo es en esto, en cometer un fallo, romper algo del vehículo y esto se transformaría en más tiempo, así que he guardado un poco más de margen», añadía al respecto.

«Lo hemos luchado cada día con todo el equipo. Ha funcionado todo muy bien y estoy contentísimo», comentaba un Lascorz que no sólo acabó el Dakar, sino que además lo hizo en una sensacional novena posición en la general de SxS. Y desde luego que no fue un Dakar fácil para él, ya que durante la segunda semana tuvo que lidiar con una infección de orina, que unidos a sus dificultades de termoregulación y a las frías noches del desierto, le hicieron pasar varios días con fiebre muy alta.

«Se empezó a torcer todo a partir de la etapa de descanso. Estaba con fiebre, con más de 40ºC, y pensaba en recuperar porque era el día de descanso. Pero no, el cansancio se empezó a acumular y cada día me levantaba más cansado. Ese es el gran momento con el que me quedo, porque sabía que iba a sufrir allí y así ha sido. Pero lo hemos aguantado y hemos llegado hasta el final», recordaba en Teledeporte.

Pero si algo ha demostrado Joan Lascorz a lo largo de su vida, especialmente en la última década, es que no hay absolutamente nada que le haga tirar la toalla. Se sobrepuso a los problemas, aguantó gran parte del Dakar metido dentro del top 10 de su categoría y consiguió finalizarlo en la novena plaza. Sí, ya es el primer tetrapléjico que ha conseguido terminarlo, cerrando una actuación histórica que además ha tenido pinceladas de heroicidad por los contratiempos que le han surgido durante la carrera.

«Nunca había vivido el Dakar desde dentro y sólo pienso en el silencio: no escuchar ni compresores, ni mecánicos, ni motores... Pienso en llegar a casa y tener un poco de silencio y paz», decía nada más terminar. Un descanso merecido para un auténtico guerrero, que ha hecho historia y que a buen seguro volverá a intentarlo. La segunda parte de su documental, la que narra desde dentro cómo ha sido su aventura en el Dakar, ya está en proceso y se podrá disfrutar desde primavera o verano de este año. Pero si algo ha quedado claro es que, como decíamos al principio, no hay ningún sueño inaccesible para Joan Lascorz.

Deja una respuesta

Volver a la home