Alcoba logró el título ganando la primera manga

El piloto del LaGlisse Academy certificó el título del Mundial Júnior de Moto3 en Valencia y logró la 25ª corona de la historia de su equipo. Sucede en el palmarés a Raúl Fernández.


Después de una temporada brillante, Jeremy Alcoba se proclamó Campeón del Mundo Júnior de Moto3 2019. El piloto del LaGlisse Academy certificó en la primera manga de Moto3 disputada en el Circuito Ricardo Tormo, donde logró una sensacional victoria por delante de 'Josito' García y Aleix Viu.

Alcoba llegaba a Valencia con una ventaja de 46 puntos sobre el segundo clasificado del campeonato, por lo que le bastaba con acabar 11º en la primera manga para cerrar el título. Sin embargo, cerró el título 'a lo campeón', imponiéndose en la última vuelta de la primera manga tras haber planteado la carrera de forma muy inteligente y decidiendo atacar en las últimas vueltas, en las que su único rival por el título, Carlos Tatay, perdió muchas posiciones tras un toque y un error que le relegaron a la cola del grupo principal.

Así las cosas, Jeremy Alcoba se proclamó Campeón del Mundo Júnior, convirtiéndose en el segundo piloto español que logra ese éxito tras Raúl Fernández, que lo ganó en 2017. El piloto del LaGlisse Academy cerró el año con tres poles, tres victorias y un total de nueve podios en las 12 carreras disputadas. Su regularidad ha sido clave para hacerse con el título.

En la segunda carrera, celebrada horas después, Carlos Tatay sumó su cuarto triunfo del año. El valenciano se impuso en solitario por delante de Barry Baltus y de Adrián Fernández, que sumó su primer podio en el 'Mundialito'.

«Desde un principio me encontré muy a gusto con el equipo. Nos hemos coordinado muy bien y ya desde que comenzamos a trabajar juntos nos vimos delante. Fue clave hacer pole en la primera carrera de la temporada, nada más comenzar la andadura con el equipo, ya que eso es algo que nos abrió más los ojos. Siempre me voy a recordar que en la primera carrera me dijeron mil veces que la premisa era no caerme en lluvia, objetivo que cumplimos, y luego el hecho de estar todas las carreras en el podio ha sido bastante bueno. Ha sido un gran año tanto para mí como para el equipo, porque nos hemos visto fuertes en todos los circuitos y en todas las circunstancias. Este título lo necesitábamos todos, tanto el equipo como yo. Hacía mucho tiempo que yo no ganaba y el equipo llevaba tres años sin sumar un título, así que nos los merecíamos todos», mencionaba Alcoba tras certificar el título. El año que viene dará el salto al Mundial de Moto3 con el Gresini Racing y con los deberes hechos.

Deja un comentario

Volver a la home