Jack Miller llama a la cordura entre tanta crispación

El australiano Jack Miller habló con mucha claridad sobre la polémica actual que rodea a MotoGP tras la carrera de Argentina. Para el piloto de Pramac Racing, la situación empieza a ser «absurda e inmadura».


Tras lo sucedido en Termas de Río Hondo, donde se produjeron varias situaciones polémicas durante la carrera, MotoGP ha entrado en un clima de tensión que está empañando el transcurso del campeonato. Lo de Argentina aún esta muy reciente y durante la jornada de medios del GP de Las Américas las opiniones sobre sanciones, duelos y polémicas fueron la ‘comidilla’ del paddock.

También fue así en la rueda de prensa oficial en Austin, en la que no estuvieron ni Marc Márquez ni Valentino Rossi, ambos con comparecencias individuales para evitar el morbo de que se cruzasen en esa rueda de prensa. En ella estuvieron Crutchlow, Dovizioso, Zarco, Miller, Viñales y Rins, que también recibieron preguntas sobre los temas del momento.

Jack Miller fue bastante preciso en sus declaraciones e hizo un llamamiento a la calma para periodistas, aficionados y pilotos: «Creo que Dirección de Carrera necesita controlar un poco mejor las luchas dentro del paddock. Lo que quiero decir es que estamos aquí compitiendo y estamos aquí para luchar, pero la lucha generalmente hay que tenerla en pista y no tanto en los medios», comenzó diciendo el aussie.

El piloto del Pramac Racing continuó con su discurso: «Hay mucha gente que viene, especialmente periodistas, tratando de que digas algo y creo que no es la forma correcta. Entiendo que todo el mundo está esperando para una gran historia, pero a veces no es lo correcto y están faltando a la verdad. La lucha tiene que seguir en la pista y, por supuesto, como pilotos tenemos que tener cuidado con lo que decimos, porque las palabras pueden ser ‘giradas’ como hemos visto muchas veces antes», espetó Miller.

Más tarde se preguntó a los pilotos presentes en la comparecencia su opinión sobre la aplicación de las sanciones en MotoGP, y después de que hablaran todos, Miller hizo alusión a lo que había comentado Zarco para mantener firme su postura sobre la actual tensión entre pilotos y también entre aficionados. Para ello, puso como referencia el ejemplo de lo que se vivió hace siete años con Marco Simoncelli: «Estoy viendo una situación que se está desarrollando con mucha gente escogiendo un bando y sólo quiero refrescar la memoria con lo que sucedió entre Marco Simoncelli y Dani Pedrosa, y cómo acabó aquello».

Para Miller, estas ‘luchas’ entre bandos de aficionados y entre pilotos no tienen sentido: «Todos estamos corriendo y arriesgando nuestras vidas, y el hecho de que los aficionados escojan un bando y peleen entre ellos, y también los pilotos peleen unos contra otros, creo que es algo absurdo e inmaduro. Hay que recordar que la vida es corta y aquí estamos arriesgando nuestras vidas», concluyó. La intervención del australiano acabó siendo aplaudida por buena parte de los presentes en la comparecencia.