Ducati mueve ficha en el mercado de fichajes

Ducati tiene muy avanzadas las negociaciones para que Jack Miller se convierta en piloto oficial a partir de 2021, según informa el medio italiano 'GPone.com'. Jorge Martín se postula como el principal candidato para sustituir al italiano en el equipo Pramac.


A la espera de que haya luz verde para que se reanude el 19 de julio en Jerez, la temporada del Mundial de MotoGP 2020 sigue parada por culpa de la crisis del coronavirus, pero esto no ha hecho que el mercado se detenga del todo. Bien es cierto que aún están en el aire 16 de los 22 asientos en la parrilla de la categoría reina para el año que viene, pero durante estos meses de confinamiento se han realizado ya algunos movimientos para los dos próximos años.

Suzuki ha sido la marca que ha movido ficha durante el parón anunciando las renovaciones de Álex Rins y Joan Mir hasta 2022, un plan que era la prioridad de la firma de Hamamatsu para este curso, tal y como confirmó recientemente Davide Brivio. Antes de ello y de que el COVID-19 cambiase radicalmente el sino de este año, Yamaha ya había 'atado' a Viñales y Quartararo en su equipo oficial hasta 2022 y Marc Márquez había renovado hasta 2024 con Honda.

Pues bien, parece que ahora ha llegado el turno de Ducati para empezar a hacer movimientos. La marca italiana es la que más incertidumbre despierta, puesto que cuenta con seis motos en parrilla (las dos oficiales, las del Pramac Racing y las del Reale Avintia) y sólo un piloto, Tito Rabat con Avintia, tiene asegurado su asiento para 2021. A todo esto cabe añadirle que a los de Borgo Panigale se les han cerrado varias puertas en este mercado de fichajes, ya que las tempranas renovaciones de Quartararo y Viñales con Yamaha les dejaron sin posibilidades de fichar a dos de sus principales objetivos. Las renovaciones de Rins y Mir con Suzuki también dejaron a la marca italiana sin otras dos interesantes alternativas de futuro.

Ducati parece no querer esperar más para hacer movimientos y ya tienen previsto el primero: según informa el medio italiano GPone.com, las negociaciones están muy avanzadas con Jack Miller para que el australiano sea piloto oficial las dos próximas temporadas. Miller deslumbró en 2019 en las filas del equipo Pramac, con el que consiguió un total de cinco podios a los mandos de la Desmosedici GP19, la misma moto que portaban los pilotos oficiales. Bien es cierto que acabó el campeonato octavo, dos posiciones y 11 puntos por detrás de Danilo Petrucci, pero sumó dos podios más que el piloto oficial y dejó más destellos que un 'Petrux' totalmente desdibujado en la segunda mitad de temporada.

Su buena temporada pasada le ha servido de aval para promocionar al equipo oficial y, según la información de 'GPone', sólo falta la firma para que Miller se convierta en piloto de fábrica el año que viene, lo que devolvería a un australiano al equipo oficial de Ducati tras la etapa de Troy Bayliss en 2003 y 2004, y sobre todo tras el glorioso paso de Casey Stoner de 2007 a 2010, en el que el #27 logró en su primer año el único título que hasta la fecha ha ganado Ducati en MotoGP.

Según dicha información, los planes ducatistas pasan por el ascenso de Miller y por mantener a Andrea Dovizioso aunque con una sustancial renovación a la baja. Está por ver si el subcampeón de las tres últimas temporadas aceptaría dicho acuerdo o si, por el contrario, buscaría asiento fuera de la marca de Borgo Panigale. Al respecto de esto último, desde hace meses se rumorea con la posibilidad de un hipotético desembarco de Dovizioso en KTM. ¿Y qué pasa con Danilo Petrucci? Parece que para el ganador de Mugello en 2019 las puertas del equipo oficial están más cerradas que para otros, aunque no hay aún nada decidido. Entre los rumores de futuro de 'Petrux' se habla de un posible paso al Mundial de Superbike con Ducati.

Jorge Martín, en la carrera para sustituir a Miller en Pramac


Si finalmente se acaba concretando el fichaje de Miller por el equipo oficial de Ducati, el equipo Pramac deberá buscar un sustituto al piloto australiano. El conjunto satélite de Ducati goza de unas excelentes condiciones, ya que este año sus dos pilotos (Miller y Bagnaia) cuentan con sendas Desmosedici GP20, iguales que las de los pilotos de fábrica. Pramac es una opción atractiva y se postula como una cantera de jóvenes pilotos.

En el foco del equipo que dirige Paolo Campinotti está una de las mayores promesas: el madrileño Jorge Martín. El piloto del Red Bull KTM Ajo de Moto2 lleva tiempo en el radar de Ducati y podría dar el salto a MotoGP en 2021 en las filas del principal equipo satélite. El Campeón del Mundo de Moto3 en 2018 tiene contrato con KTM, pero sabe del interés de Ducati y ya ha hablado sobre ello recientemente en el podcast de MotoGP 'Cambia el mapa': «Hay un cambio generacional ahora. Hay pilotos que ya llevan muchos años y que piensan en retirarse, y en ese momento entramos en acción los pilotos más jóvenes. He escuchado las palabras de Ducati, que dijo Ciabatti, y está Albert (Valera) en ello. Me halaga mucho y valoro mucho esas palabras, porque si piensan en ti equipos de MotoGP es que algo estás haciendo bien. Creo que en Moto2 todavía no he demostrado lo que tengo que demostrar. Eso es obvio y estoy muy centrado en este objetivo, pero claro que mi objetivo es subir el año que viene a MotoGP».

Sea con el título de Moto2 bajo el brazo o no, Martín quiere subir si se da la oportunidad: «Lo importante es hacerlo bien, demostrar que has llegado al nivel en esa categoría y que estás preparado. Creo que hay pilotos que haciendo menos que yo han subido, y aún tengo este año para demostrarlo, para pelear por victorias, por podios y para intentar dar el máximo. Creo que ahora mismo tengo ese nivel y puedo demostrarlo».

Pese a que Martín entraría en los planes de KTM para poder ascender a MotoGP, cree que la Ducati podría adaptarse a su estilo: «En principio, KTM es la opción principal porque tengo la opción de subir con ellos, pero sí que es verdad que Ducati es una moto que por el estilo que tengo ahora, quizá se adapte más. Con la KTM (Moto2 2019) he cambiado mucho el estilo, porque es una moto que me obligaba a frenar muy tarde, pararla y abrir gas muy pronto. Y cuando me he subido a la Kalex, me está costando. No es que no vaya rápido, porque con mi estilo puedo ir rápido, pero con la Kalex tengo que hacer más paso por curva, más estilo Yamaha. Este año tengo que cambiar el estilo y, dependiendo de donde vaya en el futuro, volver a cambiarlo».

La opción de que el madrileño suba a MotoGP en 2021 coge cada vez más fuerza. 'Novias' no le faltan, aunque Ducati quiere adelantarse al resto.

Volver a la home