Hablamos con el cinco veces Campeón del Mundo de Enduro antes de su tercer Dakar

A las puertas de su tercera participación en el Dakar, Iván Cervantes analiza en MOTORBIKE MAGAZINE lo que puede dar de sí esta nueva edición de la carrera más dura del mundo, cuáles son las opciones de Himoinsa, las claves de la carrera y sus objetivos para una prueba que arrancará el próximo 6 de enero en Lima.



Es uno de los puntales del equipo Himoinsa y uno de los representantes españoles más destacados en el Dakar 2018, donde habrá nada más y nada menos que 21 pilotos nacionales. Iván Cervantes, cinco veces Campeón del Mundo de Enduro, encarará desde el 6 de enero su tercer Dakar, en el que el primer objetivo será quitarse la espina del abandono en la penúltima etapa de la anterior edición. El de Cambrils lo afronta «con muchas ganas después de no acabar el año pasado, cuando estábamos haciendo un gran Dakar y tuve una caída importante a dos días del final, sin consecuencias físicas pero sí mecánicas. Este año afrontamos el Dakar a tope, con la entrada de Perú, con mucha navegación y mucha arena, intentando ir día a día para luchar por ese podio».

El recorrido vuelve a ser una de las claves de la carrera. En el segundo año con Marc Coma como Director Deportivo y principal responsable del recorrido, el itinerario vuelve a ser realmente duro. El cinco veces ganador del Dakar les pone las cosas muy duras a los actuales participantes: «Con la experiencia que tiene Marc Coma, y marcando el recorrido, nos lo pone muy difícil. Creo que lo que está haciendo es intentar que la carrera no sea tan rápida y que solapen más unos pilotos con otros, y lo está consiguiendo. La edición del año fue increíble y esta se presenta mucho más difícil».

Habrá dos semanas muy diferentes; la primera marcada por las dunas en Perú y la segunda por la altitud en Bolivia y Argentina, y dos etapas maratón. Para Cervantes, la clave será la regularidad: «Creo que el piloto que esté más regular y pueda mantenerse ahí durante más días, es el que puede dar el campanazo».

Después de la marcha de Coma y Despres, el plantel de candidatos se ha abierto mucho. El nivel es muy alto y hay muchos pilotos optando a dar que hablar, tal y como destaca Cervantes: «El Dakar desde hace cinco años hasta ahora se ha profesionalizado mucho. Hay muchas marcas que han decidido entrar y no con pilotos malos, hacen fichajes estrella. Honda tiene cinco pilotos, Yamaha tiene tres pilotos muy punteros, KTM tiene cinco, Husqvarna tiene tres, otras marcas están ahí con pilotos punteros… Hay 20 pilotos que pueden ganar una etapa y que incluso te pueden dar el susto al final del Dakar. Se tendrá que correr y que arriesgar. El Dakar son 15 días en los que vas al límite. Intentaremos que Gerard -Farrés- se lleve el gato al agua este año».

Pese a las potentes estructuras oficiales de KTM, Honda o Yamaha, el Himoinsa ha demostrado estar preparado para hacer historia en el Dakar. Para Iván no es descabellado pensar incluso en poder ganarlo: «El resultado del año pasado de Gerard, tercero en el Dakar, demuestra que con trabajo y sacrificio, y con el equipo que tenemos, puede optar a ganar esta 40ª edición del Dakar».

La clave del equipo que dirige Miguel Puertas es que, además de ser un sólido proyecto con cinco pilotos consagrados, el clima que se respira es el de una familia: «Te voy a decir una cosa, somos la envidia del paddock del Dakar. Todos vamos juntos, reímos, bromeamos, trabajamos juntos… Creo que somos una gran familia y eso hay muy pocos equipos que lo tengan. Somos súper afortunados de poder pertenecer a este equipo, que es la bomba», nos explica el pentacampeón mundial de Enduro.

En cuanto a sus objetivos personales, Cervantes confía en poder estar entre los diez primeros por primera vez en esta carrera, sobre todo para quitarse el mal sabor de boca del abandono de 2017: «Me gustaría un top 10. El año pasado, antes del accidente estaba 12º. Creo que es una cosa factible. Hay muchos pilotos muy rápidos. Pero es que el Dakar es tan difícil, en el sentido de que puedes ir bien y al día siguiente sufrir una caída que, aunque no tuviera consecuencias, tienes que llegar al campamento, solucionar el problema, volver a salir al día siguiente… Se te van solapando algunas cosas que hacen muy difícil hacer un pronóstico, al menos en mi caso».

Por último, no podíamos ir sin preguntarle por la reciente noticia de su fichaje por la RFME para ser el seleccionador español de Enduro a partir de 2018, un nuevo cargo que le deja «contento. He ganado cinco veces el Mundial de Enduro. Me ha dado muchas alegrías este deporte y ahora han pensado en mí para que sea recíproco e intentar devolver este trabajo para el Enduro nacional. Hacer que crezca la cantera llevando a diferentes tipos de pilotos en el Mundial para entrenarlos y asesorarlos, e intentar que España tenga nuevos Campeones del Mundo y nuevas carreras, que sean mucho más divertidas y agradables. Me entusiasma el hecho de poder trabajar de esto».

Aquí puedes ver en vídeo la entrevista a Iván Cervantes que emitimos en directo en Facebook Live tras la presentación del Himoinsa Racing Team en Madrid: