Isidre Esteve, que sufre una lesión medular desde hace nueve años, tomará la salida del Dakar 2017

Isidre Esteve regresa al Dakar tras siete años en los que ha competido en diferentes campeonatos como le Baja Aragón o el Cto. de España de Rallys Todo Terreno, donde logró el título de campeón en Buggys y el subcampeonato absoluto en 2014.


A Isidre Esteve se le truncó su carrera como piloto de motos de rally cuando en 2007 sufrió una caída en la Baja Almanzora que se saldó con una lesión medular que le tiene postrado en una silla de ruedas desde entonces.

Pero esta lesión no pudo con Isidre que apenas un año después se ponía a los mandos de un coche para disputar la Baja Aragón.

Un año después toma la salida del Rally Dakar y, aunque logró terminar la prueba, las larguísimas etapas de aquel año le pasaron factura; dos úlceras en los isquiones que le obligaron a pasar periodos de cuatro meses seguidos en cama tumbado boca abajo.

En 2012 Isisdre presentó el Cojín Inteligente, un sistema en el que ha trabajado en los diferente campeonato en los que ha tomado parte y que ahora, que está muy avanzado, le permitirá volver al Dakar en 2017.

Isidre Esteve: «En 2007 cambió todo cuando tuve el accidente de moto. Por unos meses creí que mi vinculación con el mundo de la competición había terminado, pero en 2009 tuve la oportunidad de volver al Dakar con un coche y no lo dudé ni un momento. Aunque conseguimos terminar, fue una carrera muy difícil. Las etapas eran muy largas y tuvimos unos problemas que hicieron que la primera semana de competición estuviésemos 20 horas cada día en el coche. Debido a esto padecí dos úlceras por presión en los isquiones. Me acuerdo como si fuera ahora que pensé 'esto cuando llegue a Barcelona, con un poco de chapa y pintura, en dos o tres meses estará bien'. No fue así, estuve un año y medio para recuperarme de aquello y creí que no volvería jamás al Dakar. Luego conocí a Josep Mª Lloreda y él se comprometió a ayudarme a crear el Cojín Inteligente para volver a competir. Desde ahí todo fue muy rápido, corrí el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno con un buggy y ahora me sentía ya capaz de dar un salto: el Dakar en coches».

«Vuelvo porque el Dakar, a nivel deportivo, ha sido mi vida. Hice el Dakar diez años en moto y recuerdo aquella época como algo maravilloso. Cuando competía en dos ruedas sólo había un objetivo, que era ganar. Ahora las cosas han cambiado: tuve el accidente y voy en silla de ruedas, pero puedo volver a una vida a la que creo que pertenezco, naturalmente no en moto pero sí en coche, y esto es lo que me motiva. Soy consciente de que en coches es otro mundo. Sé cuáles son mis capacidades y ahora mi objetivo es disfrutar de esto siendo competitivo y cumpliendo los objetivos que me marque».

Deja un comentario

Volver a la home