Los intercomunicadores de moto podrían prohibirse

Las autoridades consideran que los intercomunicadores de moto o los dispositivos que permiten coger llamadas de manera inalámbrica también en coche son igual de peligrosos que utilizar la mano, por lo que se va a estudiar su prohibición en Inglaterra y Gales.


Los intercomunicadores de moto podrían convertirse en dispositivos prohibidos en moto. Al menos en Inglaterra y Gales después de que la Cámara de los Comunes haya decidido estudiar un cambio en este punto, el cual también afecta a los conductores de coches. Se trata, por tanto, de una medida extrema que ha levantado opiniones a favor y en contra.

La prohibición del uso del móvil en mano durante la conducción permitió promover la utilización de dispositivos con Bluetooth para poder recibir y coger llamadas mientras se conduce sin necesidad de manipulación. En el caso de la moto, se empezaron a popularizar intercomunicadores o altavoces integrados en el casco que son una interesante alternativa, ya que además de atender una llamada de teléfono, sirven para hablar con el pasajero u otros motoristas cercanos, recibir indicaciones del GPS por voz o escuchar la radio o música. Habría que pensar si esto distrae más o menos que mirar a la pantalla y, por ejemplo, cambiar opciones del motor o el control de tracción...

Sin embargo, las autoridades siguen advirtiendo de que las conversaciones por teléfono mientras se conduce distraen la atención de la carretera y pueden ocasionar accidentes con el mismo riesgo que si se lleva en la mano.

A finales de este año se decidirá sobre los intercomunicadores de moto (ya sean accesorios o integrados en los cascos) que afectaría a Inglaterra y a Gales, ya que Escocia ya lo ha rechazado.

¿Qué opinará la DGT? Lo que está claro es que estos dispositivos no deben ser auriculares que aíslen al conductor del exterior, aunque este aspecto muchas veces queda expuesto a la opinión del agente de la autoridad en cada caso. ¿Qué opinas?

_Scala_Rider_Packtalk4