Probamos la última Insta360 Ace Pro en moto. Una cámara de acción de tan buena calidad que podría desbancar a las reconocidas GoPro.


Como su propio nombre indica, Insta360 está especializada en cámaras 360º. Lo demostraron con la X2 y X3, marcando el camino en este segmento. Tiempo después sacaron la diminuta GO 3, que no graba todo el entorno, pero con sus dimensiones se puede anclar a casi cualquier sitio, como ya demostramos en nuestra prueba. Pero con su último modelo, la Ace Pro, la marca china ha querido afinar el tiro en el segmento de cámaras 'estándar' para hacer frente o incluso desbancar a las archiconocidas GoPro... pero, ¿lo han conseguido?

En esta vídeo-prueba os damos nuestras impresiones de la Insta360 Ace Pro, desde su embalaje y contenido en caja hasta su rendimiento en marcha sobre una moto. ¿Estás buscando una cámara de calidad para tus rutas? Esta podría ser una gran opción.

 

Vídeo-prueba Insta360 Ace Pro

Precio de la Insta360 Ace Pro

El precio de la Insta360 Ace y Ace Pro depende de la versión y de sus kits. La versión estándar tiene un precio oficial de 409,99 €, mientras que la Pro, con mayor calidad de vídeo, asciende hasta los 479,99 €. Dependiendo de los kits de compra, puede llegar a superar los 600 €. Existe un kit Motero que incluye todos los anclajes necesarios y tiene un precio de 517 € en la estándar y 587 € en la Pro. En este enlace puedes consultar todos los kits de cada versión.

 

Más información sobre la Insta360 Ace Pro

🟡 Web oficial 🟡

🟡 Accesorios oficiales 🟡

Unboxing y primeras impresiones

Nada más sacar la Ace Pro de su caja, sus dimensiones y formas recuerdan mucho a una GoPro o cámaras similares. Un diseño muy reconocido para todo el público, pero que en esta ocasión ofrece diferencias. Llama la atención su pantalla abatible y táctil de 2,4'', pero también su nuevo anclaje de imán similar al de la GO 3. Hemos hecho grabaciones off-road al probar la Ducati DesertX y os podemos asegurar que esta fijación es realmente firme.

¿Qué diferencias hay entre la Ace estándar y la Ace Pro? Realmente pocas. A grandes rasgos, destacamos la lente codesarrollada con LEICA con mejor sensor para la Pro que le da una calidad de hasta 8K. Eso no significa que la Ace 'normal' pierda mucha calidad. De hecho, la versión estándar tiene una resolución de vídeo de hasta 6K, que es más que suficiente para grabar en moto. También se diferencian en una función de zoom sin perder calidad a favor de la Pro, además de la carga rápida a través de una entrada USB-C. Por lo demás, comparten todas las prestaciones.

insta360 ace pro video prueba opinion camara 23

En cuanto a sus materiales, destaca por sus entradas protegidas por gomas. Esto hace que las Ace y Ace Pro sean sumergibles hasta diez metros de profundidad. Esperemos que no bucees con motos, pero en caso de lluvia está más que preparada para cualquier chaparrón.

No vamos a explayarnos demasiado en sus características, las cuales puedes consultar en su ficha técnica, pero sí que queremos matizar que su autonomía varía mucho. La marca indica que llega a 100 minutos en 4K y a 30 fps. Lo cierto es que cuanta más calidad y opciones activadas, menos tiempo de uso. Lo bueno, que en la Ace Pro contamos con carga rápida de hasta el 80% en 22 minutos, siendo de 46 para su carga completa desde cero.

 

Modos y funciones más útiles para moteros

Centrándonos en las dos ruedas. A los moteros nos interesa principalmente el modo vídeo. Dispone del modo HDR integrado, una funcionalidad para hacer frente al contraluz e intentar que la cámara saque toda la información. La gran fortaleza de esta cámara, más que la resolución, es el resultado que te da, independientemente del tamaño.

Destacamos el modo PureVideo. Normalmente, los moteros salimos de día, pero puede darse el caso de que llegue la noche. En tal caso, os podemos asegurar que es la mejor cámara de acción para grabar en condiciones de poca luz. Es increíble. Se defiende muy bien durante la noche.

También puede ser muy útil el modo FreeFrame, que podríamos decir que graba mucho más encuadre para luego poder decidir en el móvil la parte que desees, ya sea horizontal o vertical para redes sociales. Muy interesante, teniendo en cuenta que cuando se va en marcha sobre una moto se pueden escapar muchos detalles.

Su estabilización está a la última. De hecho, dispone del efecto giroscópico que se puede ver en las onboard de MotoGP. Este consiste en que, cuando fijas la cámara a la moto, el plano se mantiene siempre horizontal, independientemente de los grados de inclinación que tengas en una curva.

 

Prueba en marcha y postproducción

Antes incluso de arrancar, cabe la posibilidad de que un guante de invierno te impida usar su pantalla táctil, aunque la gran mayoría deberían funcionar. Algunos botones más pequeños sí que pueden resultar difíciles de accionar, pero su uso general no debería ser un problema.

¡Ahora sí! En marcha, su calidad de vídeo es muy buena, haciendo un gran balance de la luz en movimiento gracias a su sensor. Su resolución, hasta 8K en la Ace Pro, es más que suficiente para grabar tus rutas. Puede que no sea la más ligera del mercado ni sus dimensiones sean las de su hermana GO 3, pero sus 180 gramos no la convierten en un gran lastre en el casco, además de poder fijarse en casi cualquier parte de la moto.

Sus micros de serie se defienden muy bien, pero en esta prueba aprovechamos su conectividad con intercomunicadores. Concretamente su compatibilidad con el SMART HJC 50B (SENA) en el RPHA 71, que también probamos anteriormente. El resultado, un sonido de bastante buena calidad para contar tus experiencias.

Una vez finalizada la grabación, queda lo peor: la edición. En cualquier otro modelo sería la peor parte, pero Insta360 hace que sea más ameno y fácil. Gracias a su App en el móvil, puedes editar el vídeo de una manera más cómoda. Recortes, filtros e incluso edición con IA, siendo la primera cámara de acción que dispone de esta última función.

 

Opiniones y conclusión

La Insta360 Ace Pro no es la cámara más ligera y, teniendo en cuenta que aconsejamos protegerla, puede que su peso se note un poco con el paso de los minutos en el casco, aunque no es exagerado. Puede que este sea el 'peaje' que la marca china ha pagado para lograr la máxima calidad. Sin embargo, contrarresta con todo lo demás para que el resultado sea sobresaliente. Una cámara que, probablemente, tenga la mayor calidad-rendimiento del mercado.

Cosas a mejorar: el reconocimiento de voz sólo está disponible en inglés y chino, aunque entendemos que pronto llegará una actualización de software. Esto, junto a su peso, podrían ser sus únicos puntos débiles. Poco más hemos podido sacarle.

En definitiva, es una cámara premium que se acerca incluso a la calidad de cámaras compactas, pero con las dimensiones de una de acción. En nuestro caso, y con la experiencia que tenemos grabando en moto, podemos decir que sí, que es una Anti-GoPro que puede hacerse un gran hueco en el mercado.