'Impuesto revolucionario' del 50% contra las motos americanas como represalia

La industria de la moto, junto a otros sectores afectados por la guerra de aranceles, pide el fin de estas barreras de importación. De lo contrario, las Harley-Davidson y las Indian pasarán a sufrir aranceles del 50 por ciento desde junio, una auténtica locura.


Las marcas europeas representadas en la ACEM y su homóloga en los EEUU, la USMMA (United States Motorcycle Manufacturers Association) se han unido para pedir a los máximos mandatarios de ambos lados del Atlántico que trabajen para resolver sus diferencias sin que ello afecte al sector de la motocicleta. Son sólo dos de las 88 asociaciones europeas y estadounidenses que se forman una coalición firmante de un documento remitido a la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen y al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, donde se explicita la necesidad de que se suspendan de inmediato los impuestos y los aranceles impuestos 'por represalias' entre ambas instituciones y que han golpeado de manera indiscriminada y sin relación alguna a diferentes sectores.

La industria quiere aprovechar el buen momento actual, ya que estos aranceles a la importación están ahora en pausa desde primeros de marzo, un 'alto el fuego' previsto de 4 meses que las empresas quieren que sea definitivo por el bien de la industria en ambas partes.

Esta guerra de aranceles viene de las tensiones derivadas por los impuestos al acero y al aluminio europeo y las disputas en el sector de la aviación (Airbus vs Boeing), algo que ha afectado de manera indiscriminada a otros sectores de manera fatídica como el caso de los productos alimenticios españoles o al sector de la moto en general.

La coalición espera que las buenas intenciones recíprocas vuelvan a ambos lados del océano para promover el crecimiento económico y la prosperidad para productores y fabricantes, distribuidores, importadores, consumidores y empleados.

En los últimos años, el sector de la moto se ha visto afectado por esta guerra de aranceles. En concreto, las motos de los EEUU fueron duramente gravadas por la UE en respuesta a la decisión de la administración Trump de imponer un 10% de aranceles al aluminio europeo y un 25% al acero europeo desde el 1 de junio de 2018. En la lista de estos productos importados en la UE desde EEUU estaban las motocicletas de cilindrada superior a los 500 cc, un torpedo a la línea de flotación de buques insignia de la industria de las dos ruedas americana como son Harley-Davidson e Indian Motorcycle.

Si no cambian las cosas, las autoridades europeas aumentarán estos aranceles doblando el tipo hasta el 50% a las motos de más de 500 cc fabricadas en los Estados Unidos desde el próximo 1 de junio, según la Decisión de Ejecución (UE) 2021/563 de la Comisión de 31 de marzo de 2021, un auténtico 'impuesto revolucionario' que tienen que sufrir no sólo las empresas estadounidenses, sino también sus empleados en EEUU, sus empleados en la Unión Europea, la industria auxiliar relacionada y los clientes que tengan que pagar mucho más por la moto deseada o los que se quedarán sin su moto por no poder pagar un precio tan elevado...

Esperemos que las aguas vuelvan a su cauce normal por el bien de todos...

Volver a la home