iC-R es el último ejemplo de que los cascos de moto inteligentes están cada vez más cerca. Las funcionalidades relacionadas con la seguridad y la conectividad priman en estos nuevos dispositivos. Vamos a conocer cómo funciona este modelo.

Los avances tecnológicos y la conectividad nos están permitiendo disfrutar de unos dispositivos impensables hace pocos años. Uno de ellos son los cascos de moto inteligentes y en este caso os traemos otra muestra de ello denominada Intelligent Cranium Helmets, un casco con una cantidad de electrónica que, como su nombre indica, lo convierte en un dispositivo inteligente.icr-helmet_1

Este casco de moto iC-R dispone de una pantalla que puedes oscurecer o aclarar electrónicamente tan sólo pulsando un botón, ideal para no tener que cambiar de pantalla cuando empieza a atardecer. También lleva dos cámaras traseras que abarcan unos 210º y no los 180º que se suele conseguir con una sola cámara. Además, incorpora un sistema de alerta mediante el cual eres avisado cuando un vehículo se te está acercando demasiado por detrás. Por supuesto, tiene un software y un hardware que le permite conectarse por Bluetooth al teléfono para hacer y recibir llamadas o reproducir música. También te podrás conectar a otros cascos para mantener conversaciones. Lleva baterías que las puedes cargar en casa o mediante un panel solar perfectamente camuflado en el casco. El conductor lo tiene todo controlado a través de las pantallas que lleva dentro del casco.

Parece que el prototipo ha visto la luz verde para ser homologado y se podrá comercializar a un precio de unos 1.400 €. Sólo falta que lleguen a acuerdos con empresas proveedoras de esta tecnología, que casen bien y lo podamos ver en las tiendas. Ahora nos tenemos que conformar con este vídeo: