Husqvarna confirma sus 2T de inyección en 2018

Husqvarna, siguiendo el camino de su marca hermana KTM, tendrá sus modelos de enduro 2018 2 tiempos con inyección electrónica. Las futuras Husky TE 250i y TE 300i pretenden abrir una nueva era para el motor de ciclos.




KTM EXC 2018 motor 2T inyeccionEra de esperar. Husqvarna ha confirmado que lanzará la Husqvarna TE 250i y la Husqvarna TE 300i en 2018, dos modelos de enduro con motores 2 tiempos de inyección.

Pocas semanas después de que su marca madre, KTM, anunciara la llegada de sus modelos de enduro 2T de inyección electrónica, ahora lo hace la marca de origen sueco, perteneciente también al grupo empresarial austriaco dirigido por Stefan Pierer. Según dice el comunicado oficial, los dos nuevos miembros de la gama de enduro TE 250i y TE 300i traerán una tecnología en su motor que revolucionará el mundo de los motores 2 tiempos intentando demostrar que este tipo de motores tienen aún mucho recorrido frente a normativas restrictivas como la Euro 4 y, sobre todo, la futura Euro 5.

El 30 de mayo conoceremos más información antes de que en junio empiecen a producirse estos modelos de enduro 2018 que están llamados a abrir una nueva era.

 

La inyección en los 2 tiempos


La inyección electrónica no es nueva en los motores 2 tiempos. Honda ya lo utilizó en sus motos del Dakar e incluso las NSR500 del mundial también utilizaron sistemas de inyección. Sin embargo, la marca japonesa quiso potenciar la popularidad de los motores 4T. Conocida es la Bimota V-Due de los años noventa, pero con importantes problemas de funcionamiento que la etiquetaron como una moto maldita que incluso estuvo a punto de hundir definitivamente a la marca italiana. Los últimos experimentos también han sido llevados a cabo por Sherco (de la que muchos esperan una respuesta inmediata ante KTM y Husqvarna), Ossa 2T de inyección o la última pero también nostálgica Suter MMX 500.

Con la llegada de las Husqvarna y las KTM 2T de inyección electrónica fabricadas en serie, se abre una nueva era. ¡Viva el 2 tiempos!