Uno de los modelos más polivalentes del mercado

Sabemos cómo es el Honda X-ADV, sus características y atributos, pero muchos no saben para qué puede servir este concepto tan inaudito en nuestro mercado. Aquí te vamos a contar cómo destaca en sus posibles y diferentes usos sacando partido a su gran polivalencia.


Si hay un modelo que tiene una de las personalidades más marcadas en el mercado, ése es el Honda X-ADV. Desde su lanzamiento en 2017 hasta su nueva evolución en 2021, ha logrado establecerse como un modelo carismático y único, ya que no encontramos una alternativa igual a esta creación japonesa que ha sabido mezclar lo mejor de diferentes mundos, con prestaciones, tecnología, estética y actitud.

Ya hemos hecho diferentes pruebas y contenidos sobre el Honda X-ADV y sus atributos. En todos estos artículos te habrás dado cuenta de que hay una característica que no deja de ser nombrada: su polivalencia. Esto hace abarcar a una gran disparidad de público al que puede dirigirse esta propuesta (con carnet A2 o A) que nació con un diseño pensando en el gusto europeo. Por eso, queremos destacar, a continuación, todos esos tipos de usos para los que el Honda X-ADV puede estar dirigido. ¡Toma nota!

Honda X-ADV, como scooter


Seguramente es el primer segmento al que se le suele inscribir. Es verdad que el Honda X-ADV tiene una alternativa más clara, su hermano Honda Forza 750, el cual cumple mucho mejor con las funciones clásicas de scooter o maxiscooter. Sin embargo, el X-ADV tiene las mismas características que se le pueden pedir a un vehículo de este tipo.

Para empezar, se trata de un modelo en el que no necesitas cambiar de marcha gracias a su sistema de transmisión DCT que realiza los cambios de manera automática, lo que lo hace muy similar a las transmisiones automática CVT clásica de los scooter o incluso la mejora.

A diferencia de una moto convencional, el X-ADV dispone de hueco bajo el asiento, una de las ventajas más valoradas de los scooter. Sus 22 litros de capacidad albergan espacio para un casco integral, algo que es esencial para valorar su funcionalidad urbana.

Honda X-ADV, como moto trail


El otro ingrediente esencial del Honda X-ADV es su aspecto y sus características off-road. Este 'reverso tenebroso' es uno de sus atractivos, capacitando a su conductor de posibilidades de acceder sin miramientos a caminos de cierta dificultad. No se trata de hacer un tramo de enduro o meterte en trialeras. Ni siquiera es justo esperar un comportamiento tan puro como el de una trail o maxi-trail. Sin embargo, su rueda delantera de 17" , sus llantas de radios, sus neumáticos mixtos, su ergonomía o sus suspensiones de generoso recorrido permiten darte unas alegrías o tomar un atajo por caminos con gran soltura, algo impensable en un scooter tradicional.

Honda X-ADV, como moto viajera


Las prestaciones del Honda X-ADV la hacen más que solvente para recorridos de medio y largo recorrido, por lo que no es una tontería tenerla en cuenta para hacer viajes en moto. Su ergonomía la hace muy cómoda y a su ya interesante capacidad de carga bajo el asiento hay que sumar el baúl y las maletas laterales e incluso una bolsa en la consola central que forman parte del Pack Travel de equipamiento extra. Piensa en un viaje y en el equipaje que necesitas y todo lo podrás llevar contigo. En la lista de accesorios de este paquete entran también los puños calefactables, que hacen que puedas afrontar tus viajes sin temer al frío que te puedas encontrar. Y, por supuesto, como hemos contado anteriormente, es una moto que te permite realizar recorridos sin tener que pensar exclusivamente por vías asfaltadas.

Honda X-ADV, como 'commuter'


Ya hemos hablado de sus habilidades como scooter, pero, sabiendo que el Honda X-ADV va un poco más allá, a lo mejor algunos no la tendrían en cuenta como una moto para el día a día. Nada más lejos de la realidad. Por comodidad, ergonomía, capacidad de carga y prestaciones, es un modelo que se adapta a las necesidades de los recorridos diarios para ir al trabajo o los quehaceres habituales, lo que los anglosajones denominan como 'commuter'.

Además, es muy amigo de tu bolsillo, ya que el Honda X-ADV 2021 declara un consumo de 3,6 litros a los 100 km, también medido como que consigue hacer 27,8 km/l, lo que se traduce en una autonomía potencial de 366 km con su depósito de 13,2 litros de gasolina.

Honda X-ADV, como moto de marchas


El Honda X-ADV cuenta con un sistema de transmisión de doble embrague DCT (Dual Clutch Transmission), lo que permite al conductor olvidarse de cambiar de marcha y hacer un uso del vehículo como si de un scooter se tratara. Es la propia moto la que va realizando los cambios según las necesidades de cada momento y según el modo de conducción elegido (RAIN, STANDARD, GRAVEL, SPORT y el personalizable USER). El resultado es un funcionamiento excepcional, cada vez más refinado y eficaz para responder a las exigencias del conductor.

Sin embargo, el DCT permite elegir también un modo manual. Nos olvidamos de la maneta del embrague y la palanca del cambio en el pie izquierdo, ya que basta con utilizar los botones de tipo gatillo que están en la piña izquierda del manillar para realizar los cambios de marcha a nuestro gusto en cada preciso instante. De esta manera, también podemos volver a sentir el control total del cambio de marcha habitual en las motos convencionales con marchas.

Ahora sólo te queda probar el Honda X-ADV...

Solicita aquí una prueba o más información

Deja una respuesta

Volver a la home