MotoGP 2021: Pol Espargaró se estrena con el Repsol Honda, Álex Márquez con LCR

Honda afronta cinco jornadas de pretemporada con la gran novedad del estreno de Pol Espargaró como nuevo piloto del Repsol Honda. No será el único, ya que Álex Márquez debutará con sus nuevos colores en el LCR Honda. Todo ello, ante la ausencia de Marc Márquez, que será reemplazado por Bradl. Así llega HRC a los primeros entrenamientos de 2021.


Después de cosechar los peores resultados de su historia en la era MotoGP, con sólo dos podios y cerrando el año sin victorias, Honda afronta el 2021 como una bocanada de aire fresco. La lesión de Marc Márquez en la primera carrera de la temporada y su ausencia en el resto del campeonato tiró al traste cualquier opción para la marca del ala dorada, que venía de haber ganado la Triple Corona en los dos años anteriores. Eso sí, con una influencia superlativa por parte de Marc Márquez.

La lesión del campeón evidenció la 'Márquezdependencia' reinante en Honda en los últimos años. Aparte del #93, ningún piloto de Honda gana una carrera desde Cal Crutchlow en Argentina 2018, lo que ejemplifica las dificultades del resto para dominar una Honda RC213V hecha a la imagen y semejanza de Marc.

Para tratar de combatir esa 'Márquezdependencia', HRC apostó por Pol Espargaró como compañero de equipo de Marc. Polyccio llega en el mejor momento de su carrera deportiva, después de haber sido el gran abanderado del proyecto de KTM durante los primeros cuatro años de la marca austriaca y, por ende, de haber sido partícipe de la evolución de la firma naranja. A sus 29 años, Espargaró desembarca en HRC en plena madurez deportiva y tras completar su mejor curso en MotoGP, con cinco podios y el quinto puesto de la general.

Pese a que han pasado más de siete meses desde que se conoció su fichaje por el Repsol Honda, Pol todavía no ha tenido la oportunidad de estrenarse en pista con sus nuevos colores. Al no celebrarse entrenamientos post-temporada y cancelarse los de Sepang, serán estos test de Qatar los que le den la primera oportunidad de subirse a la RC213V y de empezar a comprobar sus posibilidades con esta moto. Tendrá un desafío difícil por delante, porque justo le ha tocado adaptarse a la Honda en la pretemporada más corta de la historia, con sólo cinco días de entrenamientos que serán, además, en el mismo circuito.

«De la adaptación, lo que ahora me concierne más es saber cuánto voy a tardar en adaptarme al tren delantero, porque para mí es muy importante», dijo Pol en la presentación del Repsol Honda. Ese tren delantero es el punto crítico de la RC213V y es fundamental coger confianza con él para poder optar a algo con la Honda. Por si fuera poco, Espargaró tendrá que adaptarse a su nuevo equipo técnico (capitaneado por Ramón Aurín) en tiempo récord y sin su compañero de equipo al lado. Los test de Qatar se antojan fundamentales para el de Granollers, que tiene claro que este reto implica luchar por buenos resultados desde el inicio: «No me puedo permitir un año tratando de adaptarme a la moto y tratando de ayudar a Honda sin ningún resultado». Su debut con Honda será uno de los grandes focos de atención de los test.

 

La ausencia de Marc, el "re-debut" de Álex


Los primeros test del año contarán con la destacada ausencia de Marc Márquez, que todavía sigue recuperándose de la grave lesión en el húmero derecho que se produjo en Jerez y que le ha obligado a pasar tres veces por el quirófano, la última de ellas el pasado mes de diciembre. Después de la tercera operación y de descubrir una infección en el brazo, parece que ahora sí la pseudoartrosis en el húmero empieza a ser historia y que el #93 está viendo la luz al final del túnel.

No volverá hasta que los médicos le den luz verde, y es por eso que se pierde los test, pero no está descartada ni mucho menos su presencia para la primera carrera del año. Tendrá que pasar una revisión en marzo que determine si llegará a tiempo para el inicio de temporada. De ser así, volvería a subirse a la Honda ocho meses después de su lesión y sin pretemporada de por medio.

En el otro lado está su hermano, Álex Márquez, que afronta su segundo curso en la categoría reina con nuevos colores: tras el estreno con el Repsol Honda, este año será piloto del LCR. El ilerdense debutará con la estructura satélite en estos test de Qatar y encara el 2021 con el objetivo de mantener la línea ascendente que ya dibujó el pasado año, sorprendiendo en la recta final de temporada con sus podios en Le Mans y Aragón (los dos únicos de Honda en todo el 2020). Volver a subir al podio y asentarse de forma más regular entre los ocho o diez primeros serán sus metas con el LCR Honda.

En lo referente a los test, tendrá cinco días para familiarizarse con su nuevo equipo, al que llegará como telemétrico David García, quien fuera su jefe de mecánicos en el año del título en Moto2. Al lado de Álex Márquez estará Takaaki Nakagami. Es la cuarta temporada en MotoGP para el nipón, todas ellas con el LCR Honda, así que no tendrá que hacer trabajo de adaptación en pretemporada. Por primera vez contará con el mismo material que los pilotos de fábrica (al igual que lo tendrá Álex Márquez), así que buscará mantener la óptima progresión que demostró en 2020, donde acarició en varias ocasiones su primer podio en MotoGP.

 

Honda RC213V 2021: pasos de ventaja


La pretemporada comenzará oficialmente el 5 de marzo con el Shakedown (toma de contacto para probadores y debutantes), antes de que los días 6 y 7, y del 10 al 12 del mismo mes, sean todos los pilotos permanentes los que se suban a sus motos en los test oficiales. Pero para Honda la actividad del 2021 comenzó mucho antes.

En febrero, la marca del ala dorada realizó tres test diferentes con Stefan Bradl en Jerez. En total, el alemán estuvo seis días en pista, aunque bien es cierto que los dos primeros apenas los pudo aprovechar debido a la lluvia. Pese a que no ha trascendido mucha información sobre esas pruebas, ya en los primeros días que rodó en Jerez se pudo ver que Honda había trabajado en una serie de novedades para la RC213V de 2021.

Foto: Jesús Robledo

Aunque el desarrollo del motor está congelado para este año, HRC trabajó en un nuevo chasis, un nuevo basculante y también un escape diferente, más fino y alargado, que sobresale más del colín. El objetivo es intentar limar algunos problemas a la hora de adaptarse a los nuevos Michelin traseros y también tratar de hacer una moto menos crítica y más 'conducible' para todos los pilotos de la marca.

En Qatar veremos si los test de Bradl sirvieron para establecer una base con la nueva moto y si Honda seguirá trabajando en esa misma línea en 2021. El alemán estará en los entrenamientos qatarís reemplazando a Márquez, como hizo desde su lesión.

El 2021 echa a rodar para Honda con las novedades de la llegada de Pol Espargaró y del cambio de equipo de Álex Márquez, pero aún a la espera de que vuelva Marc. Será interesante ver cómo arranca el año para el nuevo proyecto de la firma japonesa.

Deja una respuesta

Volver a la home