Más motos eléctricas y refuerzo de la estructura empresarial

Honda ha celebrado una rueda de prensa mundial en Japón para presentar todos sus planes de negocio en lo referente a las motocicletas eléctricas. Además de su clara apuesta por los modelos cero emisiones, reducirá el coste de estos modelos en un 50% además de extenderse al segmento de las superbikes y el offroad.


Katsushi Inoue (Senior Managing Executive Officer y Chief Officer a cargo de las Operaciones de Desarrollo de Negocio de Electrificación) y Daiki Mihara (Jefe de la Unidad de Desarrollo de Negocio de Electrificación de Motocicletas y Productos Eléctricos) han expuesto la planificación que seguirá el gigante japonés durante la próxima década.

Así, los pilares sobre los que pivotará la "electrificación Honda" son los siguientes:

VENTAS Y MODELOS

  • El objetivo global de ventas anuales de motocicletas eléctricas Honda para 2030 se ha fijado en 4 millones de unidades e introducirá 30 modelos eléctricos en todo el mundo para ese año.
  • En 2023 Honda ya vende 3 modelos, incluyendo la Honda Cub e (China) y el scooter eléctrico Honda EM1 e (Japón y Europa). Honda introducirá un nuevo modelo en 2024 basado en el Honda SC e: Concept, al que seguirán otros "orientados a la diversión" y modelos eléctricos enchufables en 2025. Honda también ampliará la gama eléctrica a otros segmentos: superdeportivas, naked, offroad, infantiles y ATV. Cabe recordar que la Honda CR Electric Proto debutó en el Campeonato Japonés de MX (IA-1) de la mano de Trey Canard junto a las monturas de 450 cc, con un 2º en entrenos y a menos de 1 segundo de la vuelta rápida, datos alentadores para el futuro eléctrico offroad.
  • La batería, la unidad de potencia y el chasis de las motocicletas eléctricas están modularizados y, combinando dichos módulos, se puede desarrollar una amplia gama de variaciones.
  • La conectividad avanzada permitirá actualizaciones de software posteriores a la compra, incluyendo nuevas funciones a través de OTA (over-the-air) u otros formatos. Honda seguirá evolucionando el servicio de conectividad Honda RoadSync (se ofrece desde 2020) y equipará a los modelos 2024 con un sistema IVI (infoentretenimiento a bordo) que incluye función de navegación basada en sugerencias (utilizará la información recopilada y proporcionará a los clientes datos como la ubicación de las estaciones de carga).
  • En los modelos 2026 Honda instalará una unidad de control telemático (TCU). Los datos obtenidos para comprender las necesidades de los clientes basándose en los datos de cómo se están utilizando esas motocicletas.
  • Además de las baterías ternarias de iones de litio utilizadas en los modelos actuales, Honda empleará baterías de ferrofosfato de litio (LFP) en 2025. Además, a largo plazo, Honda explorará la adopción de baterías de alta densidad energética, con la vista puesta en la utilización de baterías de estado sólido.
  • Por último, Honda ofrecerá servicio de venta online que permita comprar sin tener que ir a un concesionario físico.

COSTES

Para 2030, Honda se esforzará por reducir el coste de las motocicletas eléctricas terminadas en un 50% en comparación con el coste de los modelos eléctricos actuales alimentados por baterías intercambiables. Para ello, adoptará modelos enchufables, optimizará las celdas de las baterías, aumentará la eficiencia de la adquisición/producción mediante la adopción de módulos comunes y aumentará la eficiencia de la producción a través de diversas medidas, como la construcción de fábricas dedicadas a la producción de modelos eléctricos a partir de 2027.

INVERSIÓN

Honda invertirá 500.000 millones de yenes en 10 años. Para la electrificación de sus motocicletas, Honda está invirtiendo 100.000 millones de yenes en el periodo 2021-2025, e invertirá otros 400.000 millones de yenes en el periodo 2026-2030.