Honda no parece dispuesta a ceder su NSR500 a Rossi

Alberto Puig responde a la petición de Valentino Rossi, que no tiene en su poder ninguna Honda con las que fue campeón y quería al menos la NSR500 de 2001: «Queremos tenerla como un trofeo importante en nuestra casa», dice Puig.


La relación entre Valentino Rossi y Honda fue breve, pero intensa y productiva para ambas partes. En las cuatro temporadas que Valentino compitió para la marca del ala dorada, logró un subcampeonato en su debut en 500cc (año 2000) y tres títulos después: fue campeón de la categoría reina en 2001 (500cc), 2002 (MotoGP) y 2003 (MotoGP).

Sin embargo, la superioridad con la que Rossi ganó esos títulos hizo cuestionar si los méritos equivalían más al piloto o a la Honda RC211V. Incluso desde Honda no le dieron el crédito suficiente a los Mundiales que ganó el piloto de Tavullia, que a modo de reivindicación y como desafío personal, puso rumbo a Yamaha en 2004, año en el que ya fue campeón y rompió una sequía de más de una década para la marca de los diapasones. Con ellos acabaría ganando cuatro títulos (2004, 2005, 2008 y 2009).

Foto: Jesús Robledo

No acabaron bien las cosas entre Rossi y Honda, hasta el punto de tener algunos temas por resolver cuando han pasado ya 18 años de aquello. Ayer, durante el homenaje que recibió Valentino Rossi en Valencia con motivo de su último Gran Premio, el italiano fue 'destapando' una por una las motos de sus nueve títulos mundiales, con las que ha forjado su leyenda.

A la hora de hablar de ellas, el piloto italiano recordaba que tiene en su poder la mayoría: todas las Aprilia (125cc y 250cc) y todas las Yamaha (la M1 de 2004 incluso en su dormitorio), pero en su colección personal no había ninguna Honda.

«He hablado con Alberto Puig y le he pedido como mínimo la de 500cc, también porque esta 500cc es mía», comentaba Rossi. «Es la moto que se supone que Honda me iba a dar, estaba preparado para llevármela, tenía el sitio reservado, pero por alguna razón no llegó la moto… Estaría contento de que cambiasen de idea y me la diesen. Aseguro que la mantendría intacta, con una temperatura perfecta y ocupando un lugar de honor en mi casa», expresó el piloto italiano en su rueda de prensa de despedida.

Un mensaje por el que este viernes le han preguntado a Alberto Puig y cuya respuesta denota que no parece que Honda esté dispuesta a deshacerse de aquella NSR500: «Es una historia complicada, no puedo responderla. Esta moto también es muy importante para nosotros, la tenemos en el museo. Honda está muy orgullosa de todos los títulos que ha ganado, también de los que consiguió Valentino con nosotros. Pero estoy seguro de que queremos tenerla como un trofeo importante en nuestra casa, para mostrar a nuestros aficionados que fuimos capaces de ganar el título con esa moto», decía Puig. El #46 tendrá que insistir si quiere tener esa joya en su colección, aunque no tiene pinta de que HRC dé su brazo a torcer...

Deja una respuesta

Volver a la home