Soichiro Honda, fundador del Instituto Honda de Investigaciones Técnicas, destacó por ser no sólo un brillante empresario, sino por ser un gran soñador; su forma de afrontar la vida le ayudó a superar importantes contratiempos para llegar a crear Honda Motors, un verdadero imperio de la automoción.

Soichiro-Honda-Honda-RC213V-S 2015Soichiro San dio verdadera importancia a sus sueños, que los convertía en objetivos, y muchos de ellos estaban estrechamente ligados a la competición.

El lema actual de la empresa –The Power of Dreams– es un fiel reflejo de la forma de trabajar de Soichiro Honda, y es el principal motivo por el que la firma japonesa ha vuelto a transformar una moto de ensueño en algo alcanzable para el común de los mortales –adinerados, eso sí–, al transformar la moto más admirada de la historia reciente en un modelo apto para circular por la calle.

Una maniobra no exenta de riesgo –demasiada tecnología puesta al alcance de la competencia– llevada a cabo con el fin de devolver a Honda al camino de los sueños.

«El día que deje de soñar será el día en que me muera»

Soichiro es también conocido por sus frases célebres, todas ellas cargadas de entusiasmo y pasión; una pasión aplicada al mundo del motor que fue clave en la evolución de la empresa y que precisamente ahora es lo que se más se echa en falta en las motos desarrolladas por Honda en los últimos años.

La Honda RC213V-S podría ser considerada como una llamativa montaña de fuegos artificiales con los que deslumbrarnos para no dejarnos ver una realidad mucho menos espectacular. Los desarrollos llevados a cabo por la firma japonesa han seguido patrones ciertamente distantes a esta pasional filosofía impresa por su fundador, algo que ha adquirido demasiado peso en el catálogo de la marca y que este espectacular lanzamiento podría camuflar.

Pero desde Honda se argumenta que la Honda RC213V-S representa el comienzo de una nueva etapa; una etapa en la que llegarán más modelos dignos de lucir con orgullo el lema de la marca y devolverá a la firma del ala dorada su reputación como cazadora de sueños.

Honda RC213V-S 2015
Decir que la Honda RC213V-S es digna sucesora de modelos que hicieron historia como la RC30 o la RC45 no hace justicia a esta espectacular moto. Si bien aquellas motos fueron realmente exclusivas, fueron comercializadas como requisito exigido por el reglamento del Campeonato del Mundo de Superbike, mientras que ahora nada obligaba a Honda a poner toda su tecnología al alcance de 191.000 euros.

 

Honda RC213V-S 2015Honda RC213V-S
"...y los sueños, sueños son" 2ª Parte