HRC le da a Nakagami, y no a Espargaró, la moto de Márquez

Espargaró confiesa que, ante la ausencia de Marc Márquez, Honda le ha dado la moto del #93 con las últimas novedades (chasis y basculante) a Nakagami en vez de a él: «Es una decisión de Honda y yo lo acato. Pilotaré tan rápido como sea posible con la moto que tengo en el box y listo».


La baja de larga duración de Marc Márquez hizo pensar que, como piloto oficial, sería Pol Espargaró el que tomase las riendas de la evolución de la Honda RC213V y se quedase con las últimas evoluciones de la marca del ala dorada, pero sorprendentemente no será así.

El propio Pol ha confirmado que este fin de semana será Takaaki Nakagami quien lleve la moto de Márquez y, por ende, las últimas evoluciones de HRC, que son un chasis y un basculante que ya probó el #93 en la última carrera.

«Marc estuvo probando en la última carrera un chasis y un basculante nuevo. El basculante sí que tenía algo más de mejora, más que el chasis, pero la decisión de Honda es pasársela a Taka (Nakagami), también como piloto de fábrica de Honda. Yo voy a seguir peleando con las herramientas que tengo, igual que he hecho desde mi última temporada, y no hay más», reconocía Polyccio en su comparecencia ante los medios de este jueves en Montmeló.

El del Repsol Honda prefiere no entrar a valorar la decisión de Honda: «No me compete hacerme estas preguntas. Honda ha decidido una cosa y yo la acato. Soy piloto y tengo que pilotar tan rápido como puedo, y eso es lo que tengo que hacer cada fin de semana. Pero las decisiones de quién recibe el material y de quién evoluciona la moto depende de Honda y esa pregunta se la tenéis que hacer al encargado de Honda que toque, no es mi trabajo».

pol espargaro catalunya motogp 2022 4

«Sigo estando atado a la marca a final de año, y quizá con una renovación»


Con el futuro aún por decidir para el menor de los Espargaró, este movimiento de Honda podría entenderse como una clara falta de confianza de la marca, pero Pol no opina respecto a la decisión y asegura que se siente querido por Honda. No obstante, ni siquiera ha tenido una explicación por parte de la marca japonesa, aunque lo acata: «No sé el por qué, eso se lo tenéis que preguntar al encargado de Honda. Yo sigo sintiéndome querido por Honda, evidentemente, y sigo estando atado a la marca a final de año, y quizá con una renovación. Pero hasta el momento esta es la situación y sin problema, la acepto perfectamente. Taka es un piloto rápido, también muy válido para probar ese tipo de cosas, que está mucho más atado a la fábrica que yo. Entiendo que tenga la oportunidad de probar piezas nuevas y lo respeto».

El #44 reconoce que sí le hubiese gustado disponer de estos cambios: «Yo lo quiero lo último en mi moto y tanto material nuevo como sea posible para mejorar la situación, y además cuando la situación no va bien. Cuando es así, lo que quieres es tener muchas cosas nuevas para probar y para darle la vuelta. Esta situación no se da, tenemos sólo un chasis nuevo y un basculante que va a utilizar Taka, y es lo que hay. No lo digo con un tono enfadado ni nada, es una decisión de Honda y yo lo acato. Pilotaré tan rápido como sea posible con la moto que tengo en el box y listo».

Sobre las posibles novedades técnicas de las que podría disponer en los test del lunes, asegura que Honda aún no le ha confirmado cuáles serán. Lo que sí que reincorporarán será el deflector trasero, que se puso tan de moda en 2019: «No puedo responder, porque no tengo el planning del lunes, no sé las piezas que vamos a tener y lo que voy a poder probar el lunes. Tenemos aquí un detalle para intentar enfriar un poco el neumático trasero, la 'cuchara' que utilizábamos antes la volvemos a poner. La vamos a homologar para ver si eso ayuda un poco al neumático trasero. Es un pequeño detalle que, seguramente, utilizaremos las cuatro Honda».

Y por último, respecto la importancia de los test del lunes, tiene claro que lo serán «si hay material suficiente para probar, puedo probar y podemos evolucionar... Cuando las cosas van mal, lo más importante es probar cosas nuevas y solucionar la situación. En ese sentido Honda tiene un músculo muy grande para poder evolucionar la moto. Marc y los pilotos satélites estamos de acuerdo en los puntos que hay que mejorar, y si se me da la oportunidad, voy a trabajar tanto como sea posible de 9 de la mañana a 5 de la tarde, si ese es el horario, para solventar la situación».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home