Plaga de lesiones para HRC antes del primer examen del año

Con Jorge Lorenzo descartado para los test de Sepang, y con Márquez y Crutchlow sin estar del todo recuperados de sus respectivas lesiones, Honda llegará a los ensayos de Malasia justa de efectivos.


Las lesiones no dejan de perseguir a los pilotos de Honda en MotoGP durante los últimos meses, hasta el punto de que han dejado en cuadro a la marca japonesa de cara a los test de Sepang que se celebrarán del 6 al 8 de febrero. Para empezar, la firma del ala dorada reducirá su plantel en 2019 de seis a cuatro motos, después de que el equipo Marc VDS pusiera fin a su proyecto en MotoGP.

Honda estará representada en 2019 únicamente por el Repsol Honda Team con Marc Márquez y Jorge Lorenzo, y por el LCR Honda con Cal Crutchlow y Takaaki Nakagami. Pues bien, de los cuatro pilotos, dos llegarán mermados físicamente a los test de Sepang -Márquez y Crutchlow-, uno en plenitud de facultades si no se tuerce nada en las dos próximas semanas -Nakagami- y otro no podrá estar -Lorenzo- tras haberse roto el escafoides de su muñeca izquierda, lesión de la que fue operado ayer en Barcelona.

La plaga de lesiones que arrastra Honda dificultará bastante el primero de los dos test de pretemporada que quedan antes de que arranque el curso en Qatar el próximo 10 de marzo.

Marc Márquez sigue ultimando su recuperación después de la delicada operación a la que fue sometido en su hombro izquierdo el pasado 4 de diciembre. Los recurrentes problemas que arrastraba en este hombro, que se le dislocó en múltiples ocasiones, le forzaron a pasar por el quirófano y a afrontar una minuciosa rehabilitación estimada en unas seis semanas para tratar de llegar en las mejores condiciones posibles a los test de Sepang. Sin embargo, el de Cervera no llegará en las mejores condiciones, ya que durante este invierno sólo ha podido dedicarse a una recuperación que no le ha permitido entrenar en moto en estos casi dos meses.

También llegará entre algodones Cal Crutchlow, que se rompió el pilón tibial y el astrágalo del tobillo derecho durante los entrenamientos del GP de Australia del pasado mes de octubre, lesión de la que no está del todo recuperado y que ha requerido una recuperación mucho más largo de lo previsto, dado que la gravedad era mayor que la de una «simple» fractura de tobillo. El británico ha estado muy limitado para prepararse en los últimos meses y reconoce que no sabe si está en condiciones de subirse a la RC213V en Sepang y rendir al nivel requerido, pero acudirá a los test.

Por su parte, Jorge Lorenzo ha sido el último en engrosar la lista de lesionados después de la inesperada fractura del escafoides de su muñeca izquierda que se produjo entrenando en Italia. Fue operado de ella ayer en Barcelona, y tanto él como HRC decidieron que lo mejor era no tomar parte en los test de Sepang para recuperarse en condiciones y sí poder estar en las siguientes pruebas, fechadas del 23 al 25 de febrero en Qatar.

Bradl, un comodín muy necesario para Sepang


Ante este panorama, Honda tendrá que dar más responsabilidades a Takaaki Nakagami, el único piloto que afronta los test sano. El japonés ya respondió de forma sobresaliente el pasado mes de noviembre en Jerez, donde utilizó la RC213V que Crutchlow había usado en 2018 y acabó esos entrenamientos en lo más alto de la tabla de tiempos. Es de esperar que Honda vuelva a dotarle de material competitivo para que pueda dejarse ver nuevamente en posiciones destacadas.

Y el que también tendrá más responsabilidad en estos entrenamientos será el probador de Honda, Stefan Bradl, otro de los que tendrá que tirar del carro teniendo en cuenta la nómina de lesionados. No será un inicio de año fácil para HRC, que por suerte ya había avanzado durante el año pasado en el desarrollo de la moto de 2019 y que salió con una buena base de trabajo de las pruebas de Valencia y Jerez en noviembre. Veremos si los contratiempos hacen mucha mella de cara a unos entrenamientos de pretemporada que se antojan más importantes que años atrás debido a la reducción de test antes de que comience el campeonato.