Cuando en una presentación de la marca del ala dorada sale a relucir aquello de «ya sabes, Honda es Honda», te están dejando claro que tienen argumentos sobrados para estar orgullosos de la moto que te están mostrando. Pero no te voy a mentir, en la presentación del nuevo Forza los representantes de la marca fueron muy comedidos y no hicieron gala de este popular eslogan, aunque puedes estar seguro de que en el caso de este scooter hubiese estado más que justificado.

El Forza 125 es un scooter con gran capacidad de carga –y ésta está muy bien gestionada–, buena protección aerodinámica, un bonito diseño, prestaciones muy interesantes y una gran calidad de componentes – ya sabes, Honda es Honda–. Una de esas motos que cuando la pruebas entiendes que es digna de ser el orgullo de la marca y que, tras probarla, te puedo asegurar que no sólo en Honda están convencidos del éxito de este modelo.

Forza 125

Se trata de un scooter enfocado para el mercado europeo, lo que ha permitido que sus diseñadores se hayan podido tomar unas libertades que, de ser un modelo global, no habrían pasado el corte de los que toman las decisiones estratégicas. Así que, libres para dotar al Forza de ciertos lujos, sus creadores pudieron apuntar lo más alto posible y la meta de este proyecto pasó a ser la puesta en circulación del mejor scooter GT de 125 cc del mercado. Con tanta competencia, éste no es un objetivo sencillo y, obviamente, el ser considerado el mejor de su categoría le traslada a una élite a la que sólo se puede acceder desembolsando una cantidad de euros superior a la de modelos contra los que se enfrenta. Pero en Honda están convencidos de que los 4.799 € por los que está a la venta están más que justificados y, tan sólo echando un vistazo a lo que ofrece la Forza, se convencerá todo aquel que quiera un sofisticado scooter de gama alta.

BEST5 SCOOTER GT 125Best 5
Los mejores scooter GT de 125cc

Con un breve repaso a su carta de presentación podemos entender que estamos ante un scooter de nueva generación. Honda ha dotado al Forza con un propulsor de cuatro válvulas que no sólo ofrece interesantes prestaciones, sino que tiene un consumo espectacularmente bajo –2,29 litros a los 100, de media–. Cuenta con sistema de paro/arranque automático gracias al ACG, una solución que prescinde del motor de arranque utilizando el volante magnético como alternador y sistema de puesta en marcha.

Forza 125

La apuesta de la marca japonesa es un modelo que, además de una interesante carta de presentación en el plano tecnológico, también ofrece un diseño que le otorga una gran personalidad, algo de lo que no todas las Honda pueden alardear y que, sin duda, hará caer la balanza de su lado cuando se le enfrente a algún rival.

En Honda están convencidos de que los 4.799 € por los que está a la venta están más que justificados

Esto es parte del ESP, una tecnología que trata de reducir las fricciones internas del motor potenciando sus prestaciones y bajando los consumos. ABS –que, obviamente, no podía faltar–, iluminación LED, una capacidad de carga muy bien gestionada, pantalla regulable en altura, toma de corriente… Sobre el papel parece el GT de 125cc perfecto, pero ¿lo es?

En mi opinión pocas pegas se le pueden sacar a este modelo y para mí es evidente que Honda ha echado el resto en Forza 125su desarrollo, algo que podemos –y debemos– celebrar. El diseño, hecho por europeos y para europeos, no es sólo muy acertado sino que dota a esta moto de un carisma que no todas las Honda pueden exhibir, y este buen hacer estético viene acompañado de un impecable funcionamiento. El funcionamiento de su motor es delicioso, sigiloso, suave y potente a partes iguales; el iddle stop convierte cada parada en un pequeño placer –algo que entenderás cuando lo pruebes– mientras que en vías rápidas el Forza sorprende por su capacidad de mantener la máxima velocidad permitida sin muchos problemas.

La posición de conducción es muy cómoda; hay espacio para usuarios de todas las tallas y la pantalla regulable en altura nos da la opción de disfrutar de una buena visión y una buena protección al gusto del consumidor. Las suspensiones son firmes y de buen tarado, quizá un poco seca si acumulas muchos kilómetros sobre ellas, pero hay que ser muy exquisito para no incluir su funcionamiento en el lado de sus aspectos positivos. Los frenos van indudablemente al apartado de ventajas así como su comportamiento en marcha, ágil y fácil que quizá requiera de cierta adaptación si quieres realizar una conducción más alegre de lo que se espera en un scooter como este. ¿Algún aspecto a mejorar? Yo cambiaría la altura de los retrovisores para facilitar la circulación entre coches y empezaría a ofrecer algún descuento que permita que el gran público pueda conocer este espectacular scooter.

Highlights del Honda Forza 125