Honda ha mostrado 6 personalizaciones espectaculares en Wheels & Waves 2017

Nada menos que seis personalizaciones ha expuesto Honda en su stand del Wheels and Waves 2017, una de las mejores concentraciones para vivir la cultura de preparaciones.



Honda ha estado este pasado fin de semana en Biarritz para formar parte del Wheels and Waves 2017, una de las concentraciones con mejor esencia del panorama internacional, donde las personalizaciones de motos es el tema central, con permiso del surf, la otra pata de este gran evento.

El stand de la marca ha mostrado nada menos que seis transformaciones, tres de ellas basadas en modelos históricos de los años setenta y ochenta:

  • Honda CB500 (1977): Se trata de una personalización firmada por el distribuidor 3C de Bayona y Ben Rameix, diseñador de una marca importante de tablas de surf. La pareja desmontaron la moto para rehacerla al completo con estilo retro cafe-racer, un chasis modificado, nuevo escape y una combinación de partes cromadas y detalles oscurecidos, luces LED, neumáticos Firestone y frenos con disco sólido delantero. Los laterales y la sección de la cubierta del colín, realizado a mano por Rameix, se inspiran en las líneas de una tabla de surf, haciéndola muy al estilo de la cultura que se vive en Wheels and Waves.
  • Honda CX500: Esta práctica bicilíndrica ha sido transformada por el concesionario Kick Moto en una moto de carreras de Flat Track. Cuenta con el chasis, el depósito y el asiento modificados. También se le han instalado llantas doradas anodizadas de 18″, horquilla de HondaXLR600, manillar de aluminio, monoamortiguador trasero Öhlins y luces LED. Luce los colores HRC (rojo, blanco y azul) y el dorsal 69 como homenaje al añorado Nicky Hayden.
  • Honda CBX1000: La espectacular seis cilindros de 1047 cc sirve de base para esta tercera personalización firmada por el concesionario parisino Boulmich Moto en colaboración con el motoclub Bad Seeds. La gran sport-tourer se convierte en una musculosa ‘Road Bomber’ con fuertes influencias dragster. El trabajo en el carenado es mínimo, y se han concentrado en reducir el peso por la ‘necesidad de velocidad’. Otros detalles que destacar de la CBX están en el nuevo subchasis para ajustar el doble amortiguador trasero Öhlins, el nuevo escape 6-1, la placa porta-dorsal con LEDs hecha a mano y los neumáticos Bridgestone.

Además, también se mostraron otras tres motos customizadas cuya base son motos actuales:

  • Honda Rebel: La custom A2 sirve de base para crear una ultra moderna scrambler urbana con neumáticos de tacos, discos de freno sobredimensionados y escape customizado. La nueva imagen hace referencia al mundo del motocross, el BMX y el skateboard. Incluso cuenta con un sistema para llevar el monopatín.
  • Honda CB1100TR Concept: Creado por el departamento de diseño de Honda en Roma, con el que quisieron mezclar el amor americano al flat-track con la movilidad urbana que buscan los usuarios europeos. El resultado es espectacular.
  • Honda CB1100EX: Versión mucho más oscura realizada en colaboración con el customizador de Milán South Garage. Esta CB es una elegante creación que mezcla los estilos cafe-racer y bobber. El depósito es negro mate, el motor también está oscurecido. Las tapas del embrague y las ruedas también influyen en su imagen, igual que los semi-manillares. El colín le da el toque indispensable para una cafe-racer. Los intermitentes LED diminutos, la nueva luz LED, el asiento de cuero con patrón de diamante o el neumático añaden más carácter si cabe a esta espectacular preparación de la Honda CB1100EX.