El DCT cumple una década

Honda celebra el décimo aniversario de su transmisión de doble embrague. El DCT se introdujo en la VFR1200F en 2010 y hoy ya está disponible en varios modelos.


Honda está de celebración ya que se cumplen 10 años del lanzamiento del Dual Clutch Transmission  DCT, su famoso sistema de doble embrague. Esta innovadora tecnología se introdujo en el mercado de las dos ruedas en 2010 de la mano de la Honda VFR1200F y ha sido extendida a otros modelos a lo largo de todos estos años. En total, han sido más de 140.000 motos las que se han vendido con DCT en Europa con nada menos que 10 modelos.

Un dato interesante es que en el año 2019, gran parte de los modelos que ofrecen el DCT, fueron vendidos con esta opción: Honda Africa Twin (45%), Honda NC750X (52%) y Honda Gold Wing (67%).

Su éxito radica en la constante evolución del DCT de Honda, que poco a poco va mejorando y refinando la suavidad, los tiempos de los cambios de marcha y las adaptaciones a los gustos del piloto y las características de cada moto. Por si fuera poco, se incluye el botón G, disponible en las Africa Twin y en la Honda X-ADV y que se sincroniza con el asistente en pendiente Hill Start Assist, el modo Walking y el sistema de start-stop de la lujosa Gold Wing.

¿Qué es el DCT de Honda?


Muchos son los que han oído hablar del DCT de Honda, pero no saben exactamente a qué se están refiriendo. Se trata de un sistema de doble embrague electro-hidráulico automático. Un embrague funciona accionando la 1ª, 3ª y 5ª marcha mientras el otro hace lo propio en las 2ª, 4ª y 6ª marchas. Los cambios se pueden hacer de manera manual mediante una levas en la piña izquierda, pero también se puede utilizar la opción automática, en la cual dejamos a la moto que elija los momentos del cambio de marcha según diferentes parámetros monitorizados constantemente como la velocidad, el régimen de motor o la apertura del acelerador. De esta manera, desaparecen la leva del embrague y el cambio en el pie.

En el momento del cambio, un embrague se dedica a desengranar mientras el otro engrana otra marcha casi simultáneamente. Así se consigue que el cambio sea consistente, ultra-rápido y casi sin pérdida de tracción.

Los conductores pueden, gracias a este sistema DCT, concentrarse más en la trazada de la moto, los puntos de frenada, el paso por curva y las aceleraciones, pero también ayuda a reducir la fatiga durante la conducción, sobre todo en ciudad, y olvidarnos de que se nos cale la moto.

Honda con sistema DCT

Deja un comentario

Volver a la home