¿Qué sucede si montas un motor de 500 cc 2T en una Honda CRF250? Que inicias un camino de no retorno...

Los chicos de Redline Motorsport, Washington, ha montado un motor de 500 cc y 2T en el chasis de una Honda CFR250. Pero como esta bomba no les fue suficiente, mezclaron un motor KTM 300 cc 2T con un chasis de Honda CRF450… ¿Su última vuelta de tuerca? Una CR590SM 2T... ¡Que vivan los 2T!



Redline Motorsport es un taller de Washinton donde les gusta hacer cosas diferentes y muy divertidas.  Prueba de ello es las dos bombas que han construido y que han puesto a la venta para todo el que se atreva a vivir experiencias atómicas.

Honda CR500R 2017


Han tomado la base de una Honda CRF250 de 4T para montar un propulsor monocilíndrico de 2T y 500 cc. El resultado es bestial, pues se consigue la misma explosividad de los motores de 500 cc 2T de siempre, con una manejabilidad y ligereza propias de las motos actuales.

Con sólo decir que esta moto ofrece 70 cv para un peso total de 94,8 kg, te podrás hacer una  idea de lo divertido que puede ser una jornada de motocross con ella.

Honda CR300X 2017


Como no se quedaron del todo satisfechos, los chicos de Redline decidieron hacer otro invento, una Honda CRF450 a la que instalaron un motor de 300 cc 2T fabricado por KTM.

Honda CR590SM ES 2017


La última vuelta de tuerca de estos americanos es ofrecer una CR590SM, es decir, una versión de Supermotard de 590 cc  y 2T a la que, para hacerla aún más atractiva, han instalado un arranque eléctrico (de ahí las siglas ES, Electric Start).

Más info: Redline

Deja un comentario

Volver a la home