Honda CR 500: un regalo espectacular

Marc Márquez le compró a su hermano Álex una Honda CR 500, uno de los grandes mitos de los 80 y los 90 en el mundo del off-road. «No sé cómo la conducirá, pero la quería…».


(La de la imagen que ilustra el artículo es una versión de 1984, no exactamente la moto que Marc Márquez le regaló a su hermano Álex)

El pasado lunes Álex Márquez cumplió 22 años y lo pudo celebrar con el buen sabor de boca de su segunda posición en la carrera de Moto2 en Austin. Pero el mejor premio le estaba esperando en Cervera. En su regreso a casa le estaba esperando un regalo espectacular que le hizo su hermano Marc: una Honda CR 500, uno de los modelos más icónicos de la historia en lo que a las motos de cross se refiere.

Esta bestia de 2 tiempos ya está en el garaje de los Márquez y a buen seguro será una de las compañeras de entrenamientos de Álex, que parecía tener muy marcado en su lista de deseos poder adquirir esta moto. Marc desveló el regalo que había hecho a su hermano en los micrófonos de Movistar MotoGP tras ganar en Austin: «El regalo ya se lo hice antes de venir, ¡no aguanto yo! Le hacía ilusión, es para matarse… una moto de motocross vieja, una CR 500. No sé cómo la conducirá, pero la quería y se la regalé. Así que, que la disfrute», decía con su habitual sentido del humor el piloto de MotoGP.

En estos vídeo puedes ver en acción a la Honda CR 500. En estos casos concretos, las versiones de 1984: