Honda CBR1000RR 2020: Mejoras aerodinámicas ¡hasta en los retrovisores!

La Honda CBR1000RR parece que tendrá cambios aerodinámicos para 2020. Sin embargo, en vez de optar por alerones independientes, veremos novedosas soluciones aplicadas en los retrovisores. ¿Solución real o jugada de marketing?


Si desde hace unos años el mundo de la electrónica ha sido una auténtica revolución en el mundo del motociclismo, la nueva oleada que está por venir es la aerodinámica, algo que siempre se ha tenido en cuenta, sobre todo en las motos de altas cilindradas, pero que en los últimos tiempos está cobrando gran protagonismo. La aparición de aparatosos alerones en el Mundial de MotoGP y sus posteriores adaptaciones al reglamento ha derivado en aplicaciones a los modelos de serie. De momento, las más sonadas en llegar a los catálogos son las exclusivas Kawasaki Ninja H2R, Aprilia RSV4 1100 Factory, Ducati Panigale V4 R e incluso la MV Agusta Brutale 1000 Serie Oro. Pero parece que pronto se unirá a este selecto grupo la Honda CBR1000RR.

La Fireblade de Honda acudirá posiblemente a esta fiesta aerodinámica, según hemos visto en unas patentes publicadas. Sin embargo, en el caso de la CBR la aplicación de estas soluciones aerodinámicas están en los retrovisores, en sus bordes exteriores. Servirán como apoyo suplementario y no tanto como unas piezas fundamentales. En el caso de la Kawasaki H2R, unas grandes secciones tomaban la posición de los retrovisores en esta moto exclusiva de circuito mientras que en la versión Ninja H2 de calle se sustituyen por los espejos. En este caso, la Honda CBR1000RR contará con un estudio específico para ayudar a ejercer ese efecto suelo desde los retrovisores.

Veremos cómo se aplica a la Honda CBR1000RR 2020, año en el que seguramente veremos más cambios aprovechando la llegada de la Euro 5. También es posible que estemos ante un simple ejercicio para aplicar en éste y otros modelos. Desde luego, extraña ver este tipo de soluciones cuando se suelen aplicar en motos realmente potentes (la CBR es la menos potente de las superbike). Se necesitan altas velocidades para que el efecto aerodinámico de una pieza tan pequeña como un retrovisor afecte realmente (estamos hablando de motos de calle). A lo mejor quiere decir que la marca del ala dorada está trabajando en una renovación mucho más profunda con un motor de mucho mayor rendimiento. ¡Serían buenas noticias!