La nueva Honda CBR1000RR 2020: inspirada en la Honda de MotoGP con alerones aerodinámicos

La marca del ala dorada lleva tiempo dejando caer algunos rumores sobre su nueva Honda CBR1000RR 2020. Ahora descubrimos que traerá alerones desplegables móviles en el carenado.


Hace unos meses hablamos de alerones en los retrovisores, pero ahora se confirman los rumores; la nueva Honda CBR1000RR 2020, su buque insignia en el segmento Superbike, incorporará alerones en los carenados laterales. Honda pretende recobrar la hegemonía de su Fireblade, perdida en los últimos años, además de fabricar una base competente para el WSBK, inspirándose en su exitosa motoGP Honda RC213V. Honda pretende ganar el próximo año en el Campeonato del Mundo de Superbikes con Álvaro Bautista, y piensa tomárselo en serio.

Honda está trabajando exhaustivamente en el diseño de la carrocería, los carenados y la aerodinámica, implementando unos nuevos elementos aerodinámicos (alerones) desplegables.

En los planos filtrados podemos ver la patente de un sistema de aletines aerodinámicos móviles o retráctiles claramente basados en la Honda RC213V, así como el diseño del carenado frontal. Los cuatro alerones que podemos distinguir en los bocetos filtrados vienen acompañados de un sistema de despliegue retráctil mediante unos muelles, unos cables y unos pequeños motores eléctricos. De este modo la Honda CBR1000RR 2020 permitirá al usuario elegir cuándo disponer de carga aerodinámica y cuándo no. Aunque todo pinta que vayan relacionados a un mecanismo automatizado según parámetros de la IMU, quien será la responsable de dictaminar cuándo se deben desplegar y cuándo no, como los alerones automáticos de los coches.

También vemos la tendencia de las ópticas minúsculas de tecnología LED, que ya vemos en motos rivales como la Yamaha YZF-R1. Ahora también se impondrá en la nueva Fireblade, con unos faros también muy sutiles con tecnología LED.

Respecto al ciclo, la nueva Honda CBR1000RR parece presentar un chasis completamente nuevo, así como un basculante muy diferente al visto en los modelos previos de CBR1000RR. El motor quizá no trae tanta innovación, pues sigue siendo un tetracilíndrico en línea con calado de cigüeñal convencional, aunque seguramente tenga una potencia por encima de los 200 cv y la distribución variable VTEC de la marca.