La Honda CBR1000RR traerá sorpresas en 2019

Tras la renovación de la Honda CBR1000RR de hace dos años, para 2019 se esperan novedades que mejoren la competitividad de la superbike japonesa. Uno de los rumores que cobra más fuerza es que la Fireblade aumentará su cilindrada para superar holgadamente los 200 cv de potencia.


Hace dos años que se anunciaron las nuevas Honda CBR1000RR, con una versión estándar y otras dos denominadas SP y SP2 dirigidas a ofrecer mayores prestaciones. No sólo fue un lavado de cara estético sino que la superdeportiva japonesa recibió una buena dosis de electrónica que le hizo dar un paso adelante. Sin embargo, para muchos la icónica Honda Fireblade se quedó estancada en un chasis y un motor que han tenido sólo ligeras evoluciones desde nada menos que 2008, algo que la ha dejado atrás en las competiciones (como se evidencia en el Mundial de SBK) y de cara a las superdeportivas de la competencia en los últimos años.

La solución que parece que se baraja en la fábrica japonesa no es exactamente hacer una nueva moto. Más bien al contrario, es utilizar la misma plataforma del tetracilíndrico, pero, tal y como han realizado otras marcas como Ducati con su Panigale V4 (1.103 cc), es aumentar la cilindrada de su versión estándar. Esto le ayudará a ganar 'músculo' para poder desarrollar una potencia que pasará de los 189 cv actuales a unos impresionantes 212 cv, según indican los compañeros de Bike Social. Sin embargo, las versiones SP y SP2 se tendrán que mantener en el litro de cilindrada para ser homologadas para el mundial.

Para terminar la transformación de la CBR1000RR, ahora sí que habrá nuevo chasis, que irá acompañado de otros detalles como un nuevo conducto central de admisión de aire.

Honda CBR1000RR Fireblade actuales

¿Y la Honda V4?


Internet es un hervidero de noticias y comentarios acerca de los supuestos proyectos de Honda para recuperar una deportiva V4 en su catálogo. Eso sí, esta 'Honda RVF1000' sería una moto completamente diferente a la CBR1000RR. Podría ser, por qué no, una versión más asequible de la Honda RC213V-S, con el motor V4 derivado de la MotoGP y que pudiera ser el modelo destinado a las labores de carreras en SBK y otras competiciones, con un precio siempre inferior a los 40.000 € de límite que impone el mundial para su precio de venta.

Lo que no cuadra con esta teoría es que lo que Honda sí confirma es que va a seguir habiendo versiones SP y SP2 de la Fireblade, por lo que un nuevo modelo en el catálogo parece algo demasiado ambicioso para el mercado actual.

Sea como sea, esperamos las novedades de Honda en el EICMA 'como agua de may... ¡de noviembre!'.