El Honda CB1000R contest 2018 da lugar a múltiples preparaciones, como esta CB1R-e

Honda Segale es un concesionario de Honda Italia que ha realizado una cuanto menos llamativa preparación sobre una Honda CB1000R Neo Sports Café para el #HondaCB1000Rcontests, a la que han llamado Honda CB1R-E.


Honda CB1R-E, así se llama la espectacular preparación de Honda Segale, un concesionario de Honda Italia para el #HondaCB1000Rcontest. Esta preparación de Honda Segale trata de revivir la época en la que las motos de producción naked preparadas eran el máximo exponente en términos de rendimiento y prestaciones, antes de la llegada del concepto RR puro y duro. Un ejemplo perfecto es el evento japonés Taste of Tsukuba, una competición donde no hay límite de preparación, siempre y cuando la base sea un modelo de chasis de acero (y no de aluminio).

Highlights técnicos

Marca: Honda
Modelo: CB1000R
Año: 2018
Cilindrada: 998cc
Potencia: 143.48CV
Peso: 212kg
Precio: 14.600 € (16.100€ CB1000R+)

Esta Honda CB1R-e se ha creado sobre una Honda CB1000R. Evidentemente esta no sería una moto apta para competir en el Taste of Tsukuba, pero si recoge la estética y el estilo de ese tipo de motos. Predomina una decoración clásica con colores HRC, un nuevo frontal de fibra adaptado artesanalmente, evocando a los carenados/cupulas frontales típicos de antaño, con una doble óptica (tecnología actual LED).

El manillar se ha sustituido por unos semi manillares por encima de la tija con unos espejos retrovisores al final de los mismos. La araña cuenta con la pequeña y tradicional estructura sobre la tija. Por otro lado el depósito se mantiene, del mismo modo que la óptica trasera. El colín ha sido ligeramente modificado y cuenta con una “tapa” mono plaza fija y una placa porta números integrada en la misma fibra del colín. El asiento es de espuma y cuenta con el logo CB1R-E bordado.

Para dotarle de más autenticidad a este modelo tan representativo, el sistema de admisión de aire ha sido modificado y ahora cuenta con cuatro filtros de aire cónicos adheridos a un cuerpo de inyectores. Una genialidad visual poco práctica y que puede llevarnos a engaño pensando que se alimenta a base de carburadores. El sistema de escape corre a cuenta de SC-project. Los frenos se han remplazado por unos discos flotantes sin perforar  y unas pinzas de freno Brembo M50 de anclaje radial.

Otro detalle “sweet” es el reemplazo de toda la tornillería, ahora anodizada en color rojo intenso. Detalles como este, o la serigrafía del logo CB1R-e sobre la rejilla del radiador, el bordado del asiento o el porta números, hacen de esta preparación una auténtica pieza visual que no deja indiferente a nadie.

Aquí os mostramos una completa galería de imágenes de esta Honda CB1R-E