Álex Márquez al Repsol Honda: una opción que suena con más fuerza

Los hermanos Márquez han hablado sobre la posibilidad que se ha abierto desde ayer y que cada vez suena con más fuerza: que Álex Márquez suba a MotoGP como sustituto de Lorenzo en el Repsol Honda.


La inesperada retirada de Jorge Lorenzo no sólo sacudió ayer con fuerza al paddock de MotoGP por lo que supone la marcha del cinco veces Campeón del Mundo, sino que además ahora queda una incógnita realmente interesante por despejarse: ¿quién será el sustituto de Jorge Lorenzo en el Repsol Honda?

Con todas las parrillas prácticamente ya cerradas para 2020, se ha quedado libre uno de los asientos más jugosos que puede haber en el paddock, una Honda RC213V oficial para la que se dibujan, a día de hoy, tres candidatos principales: Johann Zarco, Cal Crutchlow... y Álex Márquez, un nombre que está sonando realmente con mucha fuerza desde ayer para acabar en 2020 como compañero de Marc Márquez.

Tanto el vigente Campeón del Mundo de Moto2 como su hermano han sido preguntados y repreguntados por esta posibilidad durante los últimos días. Es evidente que esa puerta está abierta y Marc ha dejado muy claro su interés por que sea Álex quien le acompañe en el box el próximo año. Ya lo hizo ayer, asegurando que ve a su hermano «preparado para todo» y lo ha corroborado este viernes. Aun así, añade que él no va a inmiscuirse en la decisión de Honda: «¿Quién prefiero que sea mi compañero? Lo podéis imaginar. Pero no está en mis manos. No quiero forzar nunca ninguna situación, eso es claro; Honda decidirá cuál es su estrategia», comentaba primero el #93.

El campeón de la categoría reina ha ahondado sobre la posibilidad de que HRC acabe contando con su hermano: «Está claro que sea quien sea mi compañero el año que viene, sabe que llega a un box en el que el piloto de al lado tiene la moto por la mano y tiene mucha experiencia con ella, que es el vigente campeón y que tiene una buena referencia allí. Siempre te comparan con el compañero de equipo y a mi hermano siempre le han comparado conmigo. Esté donde esté, siempre le compararán».

«Es un aspecto delicado en mi posición. Si me guío por el corazón, está claro que digo unas cosas. Pero soy de las personas que piensa fríamente las cosas, que nunca he forzado situaciones y menos ahora. Es algo que tienen que ver por ambas partes, tanto el equipo como mi hermano deportivamente. Es una decisión muy personal, pero como dijo ayer mi hermano, para él es todo un honor que HRC se interese por él. Luego, si sale o no sale, esto ya depende de otros factores que no están en mis manos», añadía.

La marcha de Lorenzo deja a Honda sin segundo piloto para los test de Valencia que se celebran el martes y miércoles de la semana que viene, aunque Puig apuntó que en principio será Bradl el que ocupe ese puesto. Por su parte, Marc Márquez indica que en Honda «son los primeros interesados en que martes y miércoles se pueda subir ya el piloto del año que viene, para que se vaya adaptando ya a la moto y vaya trabajando. Pero no se tiene que tener prisa ni subir al otro piloto sí o sí».

El octocampeón recalcaba que no va a forzar ninguna decisión de Honda: «Siempre he dicho que es un sueño competir con o contra mi hermano en MotoGP. Sabéis lo que quiero a mi hermano; su sueño es estar en MotoGP y también lo sería para mí. Pero nunca forzaré la situación. Lo podría haber hecho ya hace dos años, decir 'yo firmo si...'. Pero no lo he hecho ni lo haré nunca. Él está haciendo su camino, se tiene que ganar las cosas por méritos propios y creo que se lo está ganando. Él era el primero hace dos años que no se veía como piloto de MotoGP y es el primero ahora que se ve como piloto de MotoGP».

«No lo fuerzo porque no es necesario. Nunca he dudado de las capacidades ni del talento de mi hermano. No se tiene que mezclar lo familiar con lo profesional, eso lo tengo claro. Nosotros entrenamos juntos en casa y aquí nos damos algún consejo deportivo, pero cada uno tiene aquí sus secretos profesionales», zanjaba al respecto.

Álex Márquez: «Me halaga ser una opción para Honda»


Al término de la primera jornada de entrenamientos de Moto2, en la que ha acabado 13º, Álex Márquez ha sido preguntado por ese posible fichaje por el Repsol Honda: «Sé lo mismo que vosotros. Por una vez, dos o tres que lo repita; estoy centrado aquí y mi futuro sabéis cuál es. Sobre toda la expectación que hay, al final es un orgullo que hablen de ti, pero no depende de mí. No tengo ninguna propuesta encima de la mesa, así que estoy centrado en lo mío, que es dar gas aquí».

Sin embargo, el vigente campeón de la categoría intermedia no ha querido abundar mucho sobre este tema: «Es hablar por hablar; no hay nada, de verdad. Puig ha dicho que es una opción y me halaga ser una opción, en el caso de serlo realmente. No puedo decir nada más, sólo centrarme en lo mío y ya se verá».

«Se ha abierto esta posibilidad que todo el mundo dice con la inesperada retirada de Jorge, que ha pillado a todos por sorpresa. Pero ya lo ha dicho Alberto; necesitan tiempo para decidir, hay que respetar lo que decida Honda y hay que esperar. Ni ellos ni tampoco yo queremos tomar decisiones precipitadas, el tiempo dirá», apostillaba.

Sobre las palabras de su hermano acerca de esta posibilidad, Álex comentaba que «que Marc hable bien es un orgullo. Siempre he dicho que si hacía bien la faena en pista vendrían cosas, y esta a lo mejor es una. Yo he hecho la mejor temporada que he podido y voy a intentar cerrar el año con una victoria. Si haces buenos resultados llegan estas cosas».

Deja un comentario

Volver a la home