Su futuro en el Reale Avintia Racing está en el aire

Con total honestidad, Héctor Barberá ha hablado sobre su futuro en el Reale Avintia Racing. El piloto valenciano quiere cumplir el año de contrato que aún le queda, pero es consciente de las dificultades que está teniendo esta temporada con una Ducati Desmosedici GP16 a la que no ha conseguido adaptarse.



El anuncio del fichaje de Thomas Luthi por el Estrella Galicia 0,0 Marc VDS ha dejado tan sólo dos incógnitas por despejar en el mercado de fichajes de MotoGP para 2018: los dos asientos del Reale Avintia Racing. El equipo español baraja varios nombres, entre los que el de Tito Rabat es el mejor posicionado. En lo que respecta a sus dos pilotos actuales, Héctor Barberá y Loris Baz, también están en las quinielas para seguir, pero la continuidad está en el aire.

El que ha hablado sobre ello en Silverstone ha sido Héctor Barberá, que ya en Brno fue bastante sincero a la hora de reconocer la situación, asegurando que se tenía que ganar la renovación en la pista. Este jueves ha vuelto a tratar este tema ante el micrófono de Movistar MotoGP: «Tengo que decir lo mismo que hace tres carreras. Mi situación es la misma, como he explicado siempre tengo contrato. Mi trato con el equipo, además de ser laboral, hay una amistad. Yo mismo, si no llego a los objetivos, soy el que decidiría dar otro rumbo a mi carrera deportiva. Hasta el momento no estoy cumpliendo con las expectativas y personalmente es duro».

El gran quebradero de cabeza de Barberá es la Ducati Desmosedici GP16, una moto que le ha costado desde la primera vez que se subió a ella, que fue en 2016 sustituyendo al lesionado Iannone en Motegi. Ni en aquella ocasión haciendo las veces de piloto oficial de Ducati ni en todo este año dentro del Reale Avintia Racing ha conseguido ir rápido con la GP16, mientras que el año pasado fue uno de los grandes animadores de la temporada con la GP14: «Al inicio de temporada decía que es una pesadilla que el año pasado, con una moto dos años más antigua estaba dentro del top 10 regularmente, y este año me está costando. Me está costando también pasar a la Q2. Desde que probé esta moto en Japón tuve muchos problemas. Está claro que el equipo continuaría el año que viene con una moto igual y volvería a tener los mismos problemas. Es una decisión que tenemos que tomar juntos», dice Barberá, consciente de que en el caso de continuar, probablemente lo haría con la misma moto si el Reale Avintia no puede poner en pista dos GP17.

NombreHéctor Barberá
Dorsal8
PaísEspaña
MotoDucati Desmosedici GP16
Ver ficha completa

El piloto valenciano se ha mostrado totalmente sincero y deja claro que quiere estar en MotoGP para optar a buenos resultados como los que hizo el pasado año: «Yo no vengo aquí para rellenar la parrilla, vengo con una motivación y con ganas de estar delante, y cuando te ves detrás, se hace duro incluso venir, porque ves que no llegas a los objetivos. El equipo me está ayudando y tenemos un margen de tres o cuatro carreras. Constantemente estamos probando cosas nuevas en la moto, mañana tenemos otra cosa nueva; cuando encontramos un cambio que creemos que puede ir bien, te vuelves a cargar de motivación».

Por último, Barberá asumía que su primera intención es la de revertir los problemas y continuar en el Reale Avintia, un equipo con el que ha dado un espectacular paso adelante desde que llegó en 2013 y con el que le gustaría cumplir su contrato, siempre y cuando tenga garantías de volver a ser competitivo: «De donde veníamos a donde hemos llegado, tanto el equipo como yo hemos crecido muchísimo y lo que queremos es continuar juntos. Queremos darle la vuelta a la situación juntos y que podamos seguir un año más, cumpliendo el contrato que tenemos. Soy el primero que si acaba la temporada con estos resultados, afrontar otro año así, personalmente no lo quiero porque no estoy feliz y no estoy donde creo que puedo estar».