Gran temporada del piloto de Dos Aguas

Todos los focos estaban puestos en el desenlace del título entre Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, pero nadie se dio cuenta de que había otro campeonato en juego dentro de MotoGP, el de la categoría Open. Héctor Barberá se hizo con el entorchado tras una temporada muy trabajada tanto del piloto valenciano como de su equipo, el Avintia Racing.

Cuando terminó la trepidante carrera de Cheste, todos enseguida buscaron a los dos grandes protagonistas del fin de semana. Por un lado, el vencedor, Jorge Lorenzo, que alcanzó su tercera corona en MotoGP y la quinta de su carrera deportiva. Por otro lado, Valentino Rossi, el gran derrotado, que reafirmó su papel unas horas después con sus polémicas declaraciones en rueda de prensa.

También fueron objeto de deseo informativo los dos pilotos del Repsol Honda, en especial Marc Márquez, acusado de dejar ganar a Lorenzo por parte de Valentino. Dentro de todo este jolgorio emocional, había otro piloto, situado en la parte derecha del parque cerrado que también tenía mucho que celebrar, porque acababa de conseguir el título de la categoría Open de MotoGP. Hablamos de Héctor Barberá.

El piloto de Dos Aguas consiguió ayer un campeonato que tuvo que trabajárselo desde la primera ronda en Qatar. Uno de los pilotos Scorpion presentes en el Mundial fue poco a poco posicionándose como la verdadera referencia dentro de este campeonato paralelo, hasta que llegamos a Misano, donde Loris Baz consiguió una fantástica cuarta plaza que le colocó en lo más alto de la clasificación. A Barberá le tocaba remontar y ahí entró sus grandes dotes como piloto y la incansable labor que llevó a cabo su equipo, el Avintia Racing.

Barberá consiguió el título en el mejor escenario posible, su GP de casa. Dos Aguas está situado a unos 40 km del Circuito Ricardo Tormo, un trazado que el piloto español se conoce mejor que su propia casa, y donde toda su afición se dio cita para celebrar el ansiado campeonato a la finalización de la carrera, donde Barberá terminó en 16ª posición. Pese a no puntuar, Loris Baz finalizó 19º, y por tanto el título cayó en manos del piloto Scorpion, que celebró junto a todo su equipo la guinda a una temporada fantástica.

Héctor ha demostrado muy buenas maneras sobre la Ducati, y la temporada que viene competirá con la GP 14.2, con la que intentará seguir escalando posiciones en la tabla clasificatoria para luchar por puestos más importantes. Tanto él como el Avintia Racing volverán a poner toda la carne en el asador para intentar rubricar un año tan positivo como ha sido 2015 para ellos.