Hawkers sigue reforzando su apuesta por el motociclismo

La pasión de Hawkers por el mundo del motor ha propiciado que la empresa ilicitana haya apostado por el mundo de la competición casi desde su creación, sobre todo por el motociclismo. El proyecto de Hawkers Motor sigue creciendo apoyado en varios pilares: desde la Hawkers Cup, que vivirá su segunda edición en 2018, pasando por la Hawkers Riders Academy y siguiendo con el patrocinio de dos pilotos mundialistas: Álex Rins en MotoGP y Marcos Ramírez en Moto3. El proyecto, que tiene la premisa fundamental de apoyar a la base y convertirse en un eslabón importante en la cantera del motociclismo, se extiende hasta la cima.


El ADN de Hawkers ha tenido desde sus inicios una importante dosis de velocidad. Jorge Lorenzo, triple Campeón del Mundo de MotoGP, formó parte de los inicios de la marca, siendo el primer abanderado de la compañía relacionado con el mundo del motociclismo de competición. Su caso fue el preludio de lo que ha ido llegando años después y que a día de hoy es un proyecto que apunta a asentarse con bastante firmeza.

Lo de Hawkers con la competición fue prácticamente un flechazo. Todo casó realmente rápido. Ahora, cuatro años después, Hawkers Motor es una realidad que tiene como premisa fundamental apoyar a la cantera del motociclismo y promulgar unos valores. Los dos principales pilares del proyecto son la Hawkers Riders Academy y la Hawkers Cup.

A todo ello cabe añadirle la colaboración de Hawkers con el Noyes Camp, el proyecto que Kenny Noyes dirige junto a su mujer Iana y que es una auténtica referencia con sus cursillos de dirt track y velocidad tanto de iniciación como para pilotos profesionales o semi-profesionales. El Circuito de la Ribera (Valencia) con sus nuevas y completas instalaciones, es el nuevo centro de operaciones del Noyes Camp.

En lo que respecta a la Hawkers Academy, está situada en Elche y ya trabaja con cerca de 40 pilotos, ofreciendo una formación muy completa a todos los niveles. La Hawkers Cup es una copa monomarca de promoción que en 2018 vivirá su segunda edición después de un estreno más que prometedor, por el que pasaron pilotos llamados a copar titulares en el futuro como Marcos Uriarte, Sergio Gómez-Caro o Alberto Ferrández, entre otros.

Al frente de Hawkers Motor se encuentra un equipo de personas amantes de este deporte y que están trabajando para que el proyecto crezca y se convierta en un referente del sector. Como seña de identidad, cabe destacar que los inicios de Hawkers siempre estuvieron relacionados con MotoGP, y la marca pronto se dio cuenta del potencial y los valores que representa este deporte en todo el mundo. Es por ello que en este camino han querido apoyar a grandes talentos dando como fruto el nacimiento de la Hawkers Academy, escuela de motociclismo encargada de la formación de futuras promesas a través de los valores que mueven esta compañía como lo son el sacrificio y la constancia. Ello dio lugar a un nuevo paso con el nacimiento de la Hawkers Cup, copa monomarca donde Hawkers comienza a ver sus frutos gracias a los cimientos de la Academy, y que vivirá este año su segunda edición.

Los objetivos empiezan a ser más ambiciosos. La Hawkers Cup, que actualmente se disputa dentro del marco del CIV con pilotos que están en la fase inicial de sus carreras deportivas, pretende ser un eslabón importante en la carrera hacia la élite, siendo el paso de la minivelocidad a los circuitos de velocidad. La meta es clara: llevar a los pilotos a lo más alto pasando por diferentes campeonatos, apoyando en todo lo posible a esa cantera desde sus comienzos, ofreciendo toda la formación necesaria en esta disciplina deportiva que es tan exigente y al alcance de unos pocos.

Hawkers Riders Academy, la base de todo


La cantera empieza a forjarse en la Academy, ubicada en Elche, donde pilotos de diversas edades y perfiles entrenan en varias disciplinas como minimotos, velocidad, supermotard u off-road. El objetivo es claro: formar una cantera de futuras promesas y ayudarles en todo lo que puedan, ofreciendo apoyo económico, de imagen y de repercusión de sus carreras. En la Academy cuentan con instalaciones de alto nivel, donde pueden ofrecer a los pilotos la mejor formación con la mayor seguridad.

La formación va mucho más allá de mejorar sus aptitudes dentro de la pista como pilotos. El equipo de profesionales que rodea a la Academy es cada vez mayor y este año cuentan además con psicólogos deportivos y nutricionistas, y también profesores de inglés. Tratan de enseñarles no sólo lo que son las técnicas de conducción de la moto, sino prepararlos para el día de mañana cuando den el salto a categorías superiores.

La empresa ilicitana ha tenido un crecimiento meteórico desde su fundación y quieren seguir expandiéndose de forma imparable abriendo nuevas líneas de negocio, y su sección de motor quiere seguir sus pasos.

Hawkers Cup: a por la segunda con el objetivo de mejorar


La segunda edición de la Hawkers Cup promete dar un paso adelante con respecto a la primera. Como es habitual en un proyecto nuevo, y pese a que el resultado fue muy positivo, de cara a la segunda temporada la intención es que el certamen sea aún mejor y el apoyo al deporte de base sea más completo.

Para mantener la emoción a lo largo de toda la competición y que no decaiga la motivación de los pilotos, cambiarán el criterio de los premios. El año pasado ofrecieron un premio antes de que comenzara la copa: una beca que cubría los gastos del piloto que la consiguiera durante todas las carreras de la copa. Este año los premios serán económicos para los tres primeros clasificados, además de otros por podios, un aliciente más para los pilotos.

Ayudarán a los pilotos que despunten en el campeonato abriéndoles las puertas de categorías superiores, llegando a acuerdos para que puedan realizar pruebas con equipos ya consolidados en el Campeonato de España. Una ayuda más, para de ese modo fomentar la inscripción de participantes y la lucha por ganar. Esta edición tendrá más peso que la primera, y pretenden hacer bastante más ruido. Ya tienen cierto peso dentro del mundo de la moto y muchos pilotos ven la copa como una vía de promoción para dar el salto a otras categorías superiores.

El campeón de la pasada edición, Marcos Uriarte, hizo una gran temporada alzándose con el campeonato. Su progresión, al igual que la de Sergio Gómez-Caro y Alberto Ferrández, segundo y tercer clasificados respectivamente, y que lucharon por la victoria en todas las carreras, ha dado como resultado sus debuts en competiciones como la European Talent Cup dentro del FIM CEV, y el CEV en la categoría Moto4. Todos ellos pueden convertirse en el espejo en que se miren los pilotos de esta segunda edición.

La Hawkers Cup, enmarcada dentro del CIV cuenta con CORSE Factory como fabricante y suministrador de las motos y parte importante en la gestión del campeonato. De las seis carreras que componen la CUP, algunas de ellas verán trazados mundialistas como los de MotorLand (Aragón), Cheste (Valencia) o Jerez dando comienzo la primera de ellas a mediados de abril en este último. La firma ilicitana, que destaca por su brillante gestión en redes sociales, tiene ahí un auténtico ‘filón’ para dar a conocer su campeonato.

Este año Hawkers estrenará una nueva imagen en motos, monos y cascos, una decoración cuidada al detalle y que promete ser la nueva seña de identidad de la marca en lo referente al motor y muy unida a la moda.

 

Pilotos Hawkers en el Mundial


Alex Rins, punta de lanza de la marca con su propia colección de gafas y uno de sus principales embajadores, antes de recabar en las filas de un equipo de fábrica en la categoría de MotoGP logró sendos subcampeonatos en Moto3 y Moto2, demostrando que a base de trabajo y sacrificio se pueden lograr las metas propuestas, valores que a través de la Academy y junto a Marcos Ramírez (piloto de Moto3) inculcan a los pilotos.

Los dos abanderados de Hawkers optan a realizar una fantástica temporada este año, lo que sin duda sería un impulso más para el proyecto Hawkers Motor, que sigue creciendo con unos cimientos sólidos desde la base – Hawkers Academy y Hawkers Cup-, hasta la cima -Mundial de MotoGP-

¿Veremos a alguna de las jóvenes promesas de esta nueva oleada de la Hawkers Cup llegar hasta donde lo han hecho posible sus ídolos? Con trabajo, ilusión y apoyos tan potentes como este, todo es posible.