Podría alcanzar los 400.000 dólares

La moto más icónica de la gran pantalla podría ser tuya si estás dispuesto a pujar por ella. La Harley-Davidson de ‘Capitán América’ se subastará el día 12 de marzo con un precio de salida de 100.000 dólares, aunque se calcula que la cifra final podría ser cuatro veces mayor.


Se abre el telón. De fondo suena Born to be Wild de Steppenwolf y Peter Fonda en el papel de Wyatt aparece en pantalla conduciendo su peculiar Harley-Davidson con motor Panhead. ¿Cómo se llama la película? Exacto, Easy Rider (1969), y posiblemente no haya una “road movie” independiente más famosa de toda la historia del cine.

La Harley-Davidson de ‘Capitán América’, la que fue tan protagonista de la película como los mismísimos Dennis Hopper y Peter Fonda, se subastará en unos días a través de Propstore Auctions con un precio de salida de 100.000 dólares y una estimación que va de los 200.000 a los 400.000 dólares. Una oportunidad que se vuelve a repetir pues no es la primera vez que esta icónica moto se subasta.

Harley Davidson Easy Rider 44Es importante saber que estamos ante una moto única pues, tal y como señala la casa de apuestas, “La motocicleta de Wyatt fue diseñada originalmente por Cliff Vaughs y Ben Hardy de Watts, CA con aportes de diseño de Fonda. Se personalizaron dos motos con las barras y estrellas del "Capitán América" (el apodo de Wyatt en la película) para evitar retrasos en la filmación. Después de la producción, una de estas motocicletas (junto con las motocicletas de Hopper) fue robada en la casa del especialista Tex Hall. Hall le regaló la otra moto superviviente del Capitán América, con VIN 53FL5070, a la estrella de los Grizzly Adams, Dan Haggerty, quien ayudó a mantener las motos durante la producción, tras los daños sufridos en la secuencia del accidente”.

Harley Davidson Easy Rider 6La moto evidentemente es inconfundible, al igual que lo es su depósito de gasolina en forma de lágrima y decorada con la bandera de Estados Unidos, con los escapes elevados con terminación ‘cola de pez’, su gran manillar ‘cuelgamonos’, su tren trasero rígido, su respaldo trasero infinito y la ausencia de disco de frenos delantero.

Pero como se hicieron réplicas en los 90, la casa de apuestas incluye en el lote numerosos certificados de autenticidad, incluido el del Museo Nacional de Motocicletas donde estuvo años expuesta. Además, el depósito fue firmado por el propio Peter Fonda en 2003 con el fin de garantizar su autenticidad.

Si te interesa, toma nota: el 12 de marzo de 2024 será subastada en Propstore Auctions y no sabemos si será una oportunidad que se volverá a repetir.