Espectacular duelo entre Marc Márquez y Andrea Dovizioso que ha terminado con un abrazo entre ambos.

Andrea Dovizioso y Marc Márquez nos han brindado un duelo histórico en el Gran Premio de Japón. Una batalla épica sobre asfalto mojado que ha finalizado con vencedor y vencido que ha finalizado de la mejor manera posible, con un abrazo en el parque cerrado celebrando que habían hecho una carrera brillante.




Pocas veces una carrera bajo la lluvia ha brillado con la intensidad con la que lo ha hecho el Gran Premio de Japón 2017. Los protagonistas del duelo por el título MotoGP lo han sido también en la lucha por la victoria de esta primera prueba de la Gira Asiática 2017.

La carrera de MotoGP se ha disputado bajo un denso aguacero y esto ha hecho que las posiciones hayan cambiado mucho, pero tanto Márquez como Dovizioso han estado desde el comienzo entre los pilotos más rápidos.

Llegados los últimos compases de carrera, el protagonismo ya era sólo para ellos. Entre ambos nos han regalado un festival de adelantamientos de esos que te hacen ponerte de pie encima del sofá hasta llegar a una última curva en la que Márquez ha hecho un intento casi a la desesperada que nos ha permitido ver una imagen fascinante: Dovizioso y Márquez peleando por la carrera –y por el título– en una tumbada en la que casi iban tocando con el codo por el suelo, ¡con la pista completamente empapada!

Pero la intensidad de la pelea tenía un desenlace aún mejor que el de verles pasar bajo la bandera a cuadros peleando codo con codo.

El parque cerrado nos permitía ver cómo Marc Márquez se acercaba a Andrea Dovizioso para felicitarle por la victoria. Bueno, para felicitarle por la victoria, y para celebrar con él la espectacular carrera que acababan de protagonizar con un sentido abrazo.

Y en esa iniciativa, la de dar el primer paso para felicitar a su rival, Marc ha demostrado que además de un campeón, también es una grandísima persona. Tanto como Andrea Dovizioso que le ha recibido con los brazos abiertos.

Una carrera histórica, sencillamente épica, que pasará a los anales de la historia de este bonito deporte.

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home