Piloto y equipo admiten estar en conversaciones de cara a 2017

Davide Giugliano, actual cuarto clasificado en la general de Superbike, es uno de los activos más codiciados en el mercado de fichajes de la categoría, un puzzle que aún tiene que encajar varias piezas para definir su dibujo de cara a 2017. La estructura de Manuel Puccetti extenderá su presencia hasta la categoría de WSBK el año que viene, y quiere al romano como piloto.


Davide Giugliano - Motorbike MagazineLa vuelta de Marco Melandri a Ducati y la renovación de Chaz Davies deja a Davide Giugliano, actual piloto de la marca de Borgo Panigale en Superbike, sin asiento para la próxima temporada. Desde que se hizo oficial la vuelta del excampeón del mundo de 250cc a las carreras, Davide se ha visto obligado a mover hilos para encontrar sitio de cara al año que viene.

En un principio se habló del mundial de Moto2, algo que el piloto romano no termina de descartar. Pero a día de hoy, Giugliano está más cerca de permanecer en el paddock de WSBK antes que nada. «Me quiero quedar en WSBK, amo este ambiente», afirmaba el campeón de Superstock1000 en 2011 en una entrevista a un medio italiano, a la vez que confirmaba estar en conversaciones con Manuel Pucceti, director de la estructura en la que se integran Sofuoglu y Krummenacher en Supersport.

Por si fuera poco, el propio Pucetti confirmaba en una entrevista para la web oficial del campeonato las conversaciones con Giugliano. Los planes del equipo transalpino, con un piloto en STK y dos en WSSP, son poner una cuarta moto en pista en WSBK, concretamente una Kawasaki ZX-10R. El patrocinador será italiano –San Carlo probablemente-, por lo que tener un piloto italiano en sus filas sería ideal. «Nuestra prioridad es Giugliano», afirma Puccetti.