Agostini repasa la actualidad de MotoGP y opina al respecto

En una entrevista con Marca, el 15 veces Campeón del Mundo de motociclismo, Giacomo Agostini, ve a Márquez como una amenaza a sus récords y cree que a día de hoy «para ganarle hay que pedir permiso».


El piloto más laureado de todos los tiempos, Giacomo Agostini, no deja de mirar de reojo cómo sus récords de 15 títulos mundiales y de 122 victorias empiezan a estar poco a poco en peligro por culpa de Marc Márquez. Que el piloto de Cervera alcance tales números se antoja como algo bastante complicado, pero con sólo 26 años acumula ya 8 títulos y un total de 82 victorias, lo que obliga a pensar que con su proyección podría tener opciones de desbancar al mítico Agostini.

El propio Giacomo ya piensa de esa manera, algo que comentó en una reciente entrevista con Marca: «Márquez es muy joven y aún así ya ha ganado mucho. Es posible que algún día me pueda superar. Marc me ha prometido que si me supera, me invitará a la fiesta de celebración con muchas chicas y amigos...», dice Agostini.

El legendario expiloto italiano, ocho veces Campeón del Mundo de 500cc y siete de 350cc, también habló en dicha entrevista sobre el fichaje de Álex Márquez por el Repsol Honda, movimiento que se fraguó en cuestión de días después de que se hiciera oficial la retirada de Jorge Lorenzo: «Es algo difícil de decir. Álex tenía una propuesta de la Honda oficial y Repsol y es algo a lo que no podía decir que no. Ahora bien, existe el riesgo para Álex de que se le compare con su hermano Marc. La gente no quiere esperar, existirá el factor tiempo, ya que se le apremiará. Pero para Álex es complicado porque no conoce la Honda y encima es su primer año con la MotoGP. Lo importante es que dejen a Álex tranquilo y que no le comparen con lo que hace el hermano».

«Eso sí, es una gran oportunidad para Álex. No todos los días te ofrecen correr la moto oficial de Honda. Por otro lado, son hermanos y se quieren mucho. Seguro que Marc ayuda a Álex. Le enseñará todos los trucos de la moto. Será su profesor y es algo que le donará a su 'hermanito' pequeño», zanja Agostini al respecto.

Sobre Jorge Lorenzo, con quien siempre ha mantenido una buena relación, Agostini comentaba sobre su última temporada con Honda que «Jorge Lorenzo es un gran campeón, ha ganado mucho... Contra Valentino Rossi y otros grandes pilotos. Pero me dolía el corazón ver a Lorenzo último con una moto oficial. Era algo muy difícil para él y también muy difícil para Honda. Lo sentí mucho verle así. Los resultados que estaba consiguiendo no estaban bien para un piloto con cinco títulos mundiales».

El 15 veces Campeón del Mundo cree que las lesiones fueron clave en su decisión de colgar el mono: «Es cierto que tuvo muchas caídas y la cabeza no le ayudó. Después de su última caída, donde se quedó a centímetros de acabar en una silla de ruedas, empezó a pensar mucho en esto, y cuando piensas en eso no puedes ser rápido. Ahí ya empiezas a ver que la cosa no va bien. Era un momento muy complicado para él, ser capaz de olvidar todo lo que había pasado».

Preguntado acerca de los planes de futuro y sobre si la marca debería elegir entre Quartararo y Viñales para 2021, Agostini es tajante: «Yo escogería a los dos».

«Un equipo necesita pilotos jóvenes y pilotos rápidos. Yamaha tiene a Valentino, sí, pero no sabemos qué va a pasar con él. Yo si fuera Yamaha tomaría el riesgo de contratar a Viñales y Quartararo. No dejaría que ninguno se fuera a la competencia», añade.

Sobre Rossi, que afrontará el 2020 con 41 años y después de una de sus temporadas más discretas en MotoGP, cree que los malos resultados de su compatriota están haciendo mella, hasta el (anecdótico) punto de que en su familia ya no le piden entradas para ir a ver a Valentino: «Eso es malo... mira, yo tengo una prima que está enamorada de Valentino. Yo siempre le preparo los billetes para ir al Gran Premio de casa, pero este año me dijo: 'Giacomo, no me lo prepares que no quiero ir'. Y le pregunté la razón. 'Este año no porque Valentino no gana', me contestó. Ella está enamorada de Rossi pero no está contenta. Ahora los tifosi de Valentino no están contentos porque no gana», reconoce.