Sam Sunderland y Daniel Sanders, juntos un año más

El Red Bull GasGas Factory Racing presentó sus filas para el Rally Dakar 2024. Daniel Sanders y Sam Sunderland siguen defendiendo los colores de la marca española, con el objetivo de volver a ganar como en 2022.


Siempre hay que tener ojo puesto en los dos pilotos del Red Bull GasGas Factory Racing. Ya ganó Sam Sunderland la edición de 2022 y el año pasado fue Daniel Sanders el que aspiró al triunfo durante la primera mitad, pero terminó cediendo en las últimas etapas. Por eso, tanto el británico como el australiano son serios candidatos para ganar esta 46ª edición sobre sus GasGas RX450F.

Ambos llegan después de no pasar por el mejor 2023. Sam Sunderland abandonó por lesión al inicio del último Dakar, mientras que Daniel Sanders sufrió una grave lesión en la pierna que le hizo perderse más de media temporada. Un año complicado, pero los dos pilotos ya están recuperados para este nuevo Rally Dakar 2024, y tanto su talento como sus monturas están a la altura para la victoria.

Con la base de la última moto vencedora (KTM), GasGas tiene en su equipo al experimentado y 'Dakar Legend' Sam Sunderland, que en 2024 disputará su undécimo rally y ya sabe lo que es ganarlo por doble partida (2022 con GasGas y 2017 con KTM). Desafortunadamente, el año pasado no pudo defender su corona al ser la primera gran baja por una fuerte caída que le hizo ser evacuado en helicóptero durante la primera etapa. Sin embargo, de cara a este 2024 se planta de nuevo como un aspirante a la victoria, siempre que la suerte y las lesiones le respeten.

Junto al británico, el menos experimentado Daniel Sanders afrontará este año su cuarto Rally Dakar, y espera subirse al podio final. Desde su primera aparición en 2021 con KTM, el australiano cumplirá su tercer año con GasGas con el objetivo de ganar su primer Dakar. En los dos años que lleva con la marca española, Sanders ha ganado tres etapas en 2022 y una en 2023, pero, por una cosa u otra, siempre terminaba fuera del top 3. Su gran velocidad es un arma de doble filo, ya que le puede otorgar muchas etapas y ventaja, pero también le puede hacer pasar una mala jugada.