QJ Motor amplía su catálogo en España con tres nuevos modelos para este 2024. Todos ellos scooters, pero para diferentes segmentos. Los tres modelos en concreto son el QJ MTX 125, el LTR 125 y el FORT 4.0. El primero como un scooter compacto, el segundo como retro y el último, como plato fuerte, un GT de gran capacidad.

Los tres modelos estaban expuestos en fila en la entrada del Hotel Bel Air, en Castelldefels, Barcelona. Y lo cierto es que las miradas se iban hacia el gran GT FORT 4.0, pero, en mi caso, comencé con el pequeño retro LTR 125 y, posteriormente, los otros dos modelos. No quiero adelantaros mucho las impresiones de cada uno, pero los scooter 125 cc sorprendieron más de lo esperado.

Esta vídeo-prueba ha sido patrocinada por KOMOBI. La marca española es es uno de los referentes del mercado en la protección de los motoristas, tanto antirrobo como localización cuando salen a la carretera a través de su sistema de detección de accidentes. Un sistema muy útil para scooters como estos que se suelen aparcar en la calle.

MBK

Vídeo gama QJ Motor scooter

QJ MTX 125: manejabilidad y accesorios por muy buen precio

El MTX 125 es un scooter compacto, de dimensiones reducidas a pesar de su aspecto GT. Una vez te subes a él te das cuenta de lo cerca que está el manillar y lo accesible que es, con un asiento a 755 mm del suelo. Cabe destacar su plataforma para poder estirar los pies y tener una posición más relajada si cabe, y ya en parado se nota su contenido peso: 138 kg en orden de marcha.

Pero por lo que QJ quiere destacar sobre el resto en este caso es por su tecnología y accesorios de serie: piñas retroiluminadas, pantalla a color, llave sin contacto o Keyless y baúl trasero SHAD SH33 a juego con los tres colores que está disponible este scooter (negro, blanco y gris mate). Más argumentos de esta moto son su conectividad Bluetooth, control de tracción y, a destacar, control de presión y temperatura de los neumáticos que se monitoriza en la pantalla.

También tiene cierta innovación en cuanto a motor. Este propulsor monocilíndrico tiene una potencia de 10,8 kW (15 CV aproximadamente) a 8.750 rpm, el máximo permitido para el carnet A1/B+3 años, pero llama la atención por su sistema microhíbrido en el que se aprovecha el alternador para dar una ayuda y mejorar en emisiones. De hecho, la marca está en proceso para obtener la etiqueta ECO.

A todo lo anteriormente mencionado hay que añadir que tiene un precio de 2.999 € PVP, pero... ¿cómo va en marcha? A los pocos kilómetros te das cuenta de su facilidad de uso y manejabilidad. La posición es elevada y recuerda a un Honda PCX, y eso hace que la pantalla no cubra lo suficiente. Respecto al asiento, es bastante ergonómico sin llegar a ser grande. No se puede pedir mucho a un motor de 125 cc, pero lo cierto es que estira bastante y no sufres tanto en autopista, aunque no vas a notar explosividad. Sí que podría mejorar su horquilla, con algo de recorrido muerto, pero por ese precio tan contenido son pocos puntos a mejorar y el producto está muy conseguido.

QJ LTR 125: más que diseño

Vamos con la retro. Este LTR 125 no apuesta tanto por los accesorios y la tecnología como el modelo anterior, pero sí por su diseño y cierta calidad en sus materiales, como el asiento tapizado o sus colores metalizados. De hecho, se queda atrás en aspectos como su pantalla LCD, manetas no regulables, llave tradicional o piñas mucho más sencillas. Es parte de su encanto.

Comparte el mismo motor que el MTX 125, con 15 CV, y también el top case SHAD SH33 a juego. Sin embargo, su diferente diseño hace que este LTR 125 tenga un peso en orden de marcha de 118 kg, 20 menos que el MTX. Había muchas ganas de probar en marcha este scooter retro, y fue bastante satisfactorio.

Sorprende por su accesibilidad. En mi caso, con 1,71 metros de estatura, puedo flexionar las piernas en parado. Las sensaciones son casi instantáneas: manillar estrecho y ruedas pequeñas que dan como resultado un scooter también muy manejable. Aunque sea liviana, resulta bastante estable y se comporta muy bien. Su pantalla LCD indica lo justo y necesario, mientras que sus piñas son tradicionales, muy fáciles de accionar. Sí que es verdad que el asiento es un poco duro, pero tampoco es un scooter pensado para viajar. ¿Y esos 15 CV se notan? Sí, sale bastante bien. Evidentemente, se toma su tiempo para llegar a 120 km/h, pero llega. Y a nivel dinámico cumple bastante bien, ya sea tanto en suspensiones como frenos.

QJ FORT 4.0: un scooter GT completo

Y llegamos al plato fuerte, el QJ FORT 4.0. Un GT de 349 cc con 34 CV que llega a España para hacer frente al segmento de los scooter voluminosos para el carnet A2. Cambia por completo el concepto de los dos modelos anteriores, partiendo por su peso: 213 kg llena. Y, obviamente, con unas dimensiones considerables que conllevan mayor capacidad y tecnología, además de una conducción diferente.

Llama la atención su cúpula regulable electrónicamente a través de la piña izquierda. Sí que comparte 'chuches' de la MTX como las piñas retroiluminadas, conectividad Bluetooth, control de tracción o control de presión y temperatura de los neumáticos. La palma se la lleva con su pantalla de 7'' a color con muchísima información. No dispone del sistema keyless, pero sí smartkey que con pasar el llavero ya se puede arrancar el scooter. Bajo el asiento encontramos una capacidad para dos cascos y cabe destacar sus guanteras con bloqueo electrónico cuando se apaga la moto.

Al subirnos a él, es un scooter ancho, pero relativamente bajo. Su asiento es considerable y hace que termines llegando con las piernas un poco abiertas al suelo. Es interesante que las suspensiones sean KYB y que disponga de doble disco delantero. Su ficha prometía, sólo nos quedaba probar en marcha este scooter GT.

Además de regulable electrónicamente, su cúpula protege muy bien en marcha. En cuanto a la ergonomía, tiene una anchura entre los pies bastante notoria, hacia fuera. El asiento envuelve muchísimo, con tanto apoyo lumbar que incluso invita a perder la posición erguida. En cuanto a la respuesta de su motor, en bajas revoluciones sale lanzado, con un arranque muy enérgico. Y sí, es relativamente pesada, pero mantiene esa esencia de estabilidad y su parte ciclo cumple muy bien. En definitiva, es un scooter GT completo que por 5.499 € puede dar mucho de qué hablar en el mercado.

Conclusiones

Cabe matizar que nos hubiese gustado hacer más kilómetros con estos tres modelos, pero esta toma de contacto fue suficiente para hacer valoraciones. En mi opinión, QJ llega pisando fuerte con unos precios muy competitivos, un año de seguro incluido y seis años de garantía transferible en el caso de venderla a otro propietario.

Las expectativas eran altas para el FORT 4.0, pero lo cierto es que me sorprendieron más las 125 cc, especialmente la QJ LTR 125. La retro fue una sorpresa porque en su segmento es difícil encontrar un scooter con tan buen equilibrio en todos los sentidos. En el caso de buscar más tecnología, capacidad o rendimiento, QJ tiene cada año más modelos en su catálogo para ajustarse a los gustos de los usuarios. La marca china va en serio y apuesta fuerte en España.