Nuevo banco de pruebas de frenos GALFER

GALFER nos presenta su banco de pruebas más avanzado donde desarrolla sus frenos, un equipo dinamométrico de control de fricción desarrollado y fabricado a medida para la empresa española.



banco-pruebas-GALFER-05Las empresas de frenos buscan desarrollar nuevas tecnologías que aporten a sus productos mayor eficacia y comportamiento. Para ello, se deben equipar con equipos de pruebas avanzados con los que realizar los test más duros y certeros en los componentes que fabrican. GALFER, empresa española afincada en Granollers (Barcelona) con 70 años de experiencia, ha cooperado con una prestigiosa ingeniería durante 30 meses para lanzar un proyecto de desarrollo de un nuevo banco de ensayo para frenos de moto.

Esta herramienta de I+D+I permite que los componentes que fabrica GALFER puedan avanzar en sus calidades gracias a estos tests. Su funcionamiento es muy flexible ya que puede simular diferentes condiciones y variables de frenada, además de controlar un gran número de parámetros (velocidad, potencia de frenada, coeficiente de fricción, efecto Fade, presiones ejercidas en maneta y bomba de freno, sensibilidad a la presión, temperatura en pinza, en cada pastilla y en el disco de freno, resistencia y durabilidad de los componentes). Además, pueden simular a cualquier tipo de moto, desde un scooter a 40 km/h hasta una custom de 450 kg.

Su utilización se destina para conseguir certificaciones y homologaciones estándar para OE y OES, pero también para el desarrollo de nuevos materiales de sus pastillas y discos de freno.

Sin duda, su aplicación es un antes y un después en el I+D+I. El banco de pruebas está alimentado con un motor eléctrico de una potencia máxima de 285 cv y cuenta con tecnología digital de última generación. Sorpréndete con algunas cifras destacables del banco de pruebas de GALFER:

  • Rango de velocidad permitida: 0-360 km/h
  • Rango de temperatura permitida: 800 °C
  • Rango de presión hidráulica: 0-200 bar
  • Potencia del motor eléctrico: 210 kW

Y en este vídeo, podemos verlo en acción. ¡Tremendo!