Mejoras en la marca española de frenos de moto y bici

Galfer cierra un 2020 muy positivo pese a la pandemia. Sus divisiones de frenos de moto y bici han registrado mejoras de ventas y también un aumento del conocimiento de marca desde el punto de vista internacional.


Industrias Galfer S.A. ya ha calculado que acabará el ejercicio 2020 con el aumento de un 15% en su facturación respecto al año pasado, una gran noticia pese a tener que cerrar por la pandemia. El fabricante español de frenos para motos y bicis también ha tenido que expandir su actividad de producción en la misma proporción al incremento de sus ventas. Por eso, Galfer ha aumentado la contratación con empleados nuevos y nuevos turnos de trabajo además de adquirir nuevas máquinas para atender al aumento de la demanda actual y futura.

En lo que respecta a la división de Galfer Moto, hay que destacar la colaboración con el grupo KTM, ya que la firma española ha sido también la elegida para equipar el sistema de frenos de las nuevas GasGas, ahora bajo el paraguas del grupo austriaco. Además, Galfer cree que próximamente podrá cerrar otros proyectos con primeros equipos que hace pensar que la tendencia seguirá siendo al alza en los próximos años. La firma también ha registrado un aumento de suministro de sus pastillas de freno dedicadas a varios clientes OEM (como componentes de serie) así como el aumento de ventas de sus productos de recambio en exportación, sobre todo gracias al reciente acuerdo de distribución alcanzado con Parts Unlimited (para America) y con Parts Europe (para Europa).

La marca española también es importante en el mundo de las bicicletas. La división 'Bike' de Galfer ha empezado a suministrar este año sus Disc Wave en varias bicicletas de origen de fabricantes nacionales e internacionales como Orbea, Fantic, Berria o Mendiz. También se ha aumentado la producción de pastillas de freno debido al boom del sector de la bici. Tanto es así que el incremento de ventas de productos de freno para recambio se ha disparado hasta llegar a duplicar las cifras de 2019. Además, Galfer Bike ha abierto nuevos mercados con la distribución en Oceanía y Asia, donde hasta ahora no había presencia directa.

En el plano deportivo, Galfer recordará 2020 por los éxitos en diversas categorías, como el segundo título mundial consecutivo de Supersport 600 con Andrea Locatelli o el nuevo doblete mundial de Toni Bou en X-Trial y TrialGP, entre otros logros.

Por eso y, pese al coronavirus, GALFER cerrará un año 2020 muy positivo, tanto en términos de incremento de ventas como a nivel internacional en términos de conciencia de marca, consolidación y consagración de GALFER como sinónimo de fiabilidad, alta tecnología y producto de gran calidad con un rendimiento superior.

Más información: galfer.eu/es

Deja una respuesta

Volver a la home