Un prototipo revolucionario

El afamado diseñador de coches superdeportivos Frank Stephenson se lanza al mundo de las motos con el diseño de la FSD 59, un prototipo de moto eléctrica y propulsión de hidrógeno que combina tecnología avanzada, elementos de diseño radicales y una alta funcionalidad.


Si estás un poco familiarizado con el mundo de los coches sabrás que Frank Stephenson es toda una eminencia. Es uno de los diseñadores más conocidos del mundo y de su lápiz han salido modelos para casas como Ferrari, BMW o McLaren, manteniendo siempre un estilo y unas líneas fácilmente reconocibles por su elegancia y vanguardismo. Ahora, Stephenson se ha lanzado al mundo de las motos creando el diseño de esta FSD 59.

Es innegable que la FSD 59 muestra la visión y creatividad de Frank Stephenson Design, tal y como han podido comprobar los asistentes al Salón Internacional del Automóvil de Ginebra. Tras un riguroso trabajo creativo en el que se entremezclan diferentes arquitecturas y tecnologías, el resultado es un prototipo que revoluciona el campo de las motos eléctricas y de propulsión de hidrógeno.

FSD 59 Frank Stephenson 5El objetivo al que se enfrentaba el equipo de diseño era dar vida a una moto que pudiera adaptarse a diferentes estilos y preferencias de conducción, y que contentara tanto a los amantes de las motos deportivas como a quienes quieran realizar viajes de alta gama.

Para conseguirlo incorporarios diversos elementos de personalización y adaptabilidad, como manillares, estriberas y asientos regulables. Todo, siempre, sobre un conjunto ligero y ágil que no fuera demasiado agresivo y que no comprometiera el confort en marcha.

Para Frank Stephenson Design la FSD 59 no es solo un derroche de imaginación a modo de concept, sino un prototipo capaz de hacerse realidad. Está pensada para incorporar un motor eléctrico capaz de ofrecer altas dosis de rendimiento y eficacia, así como un diseño aerodinámico puro que minimiza la resistencia y maximiza la velocidad.

FSD 59 Frank Stephenson 1Para darle forma el equipo de diseño se ha basado en un chasis monocasco con batería modular, que permite un ajuste dinámico de la cúpula parabrisas, un carenado de una pieza y la particularidad de incluir un HUD (Head-Up Display, una pantalla transparente) habilitado para AR (realidad aumentada), además de otras características innovadoras.

Con todo esto, y gracias a su capacidad de adaptación, el resultado es una moto diseñada para satisfacer las diversas necesidades y deseos de los motoristas, ya sea para disfrutar entre curvas en nuestras carreteras favoritas o para darlo todo en circuito.

"Nuestro equipo ha estado trabajando duro entre bastidores para presentar este prototipo al mundo y estamos muy emocionados de compartirlo. Esperamos anunciar más noticias sobre él en el futuro”, afirma escuetamente Frank Stephenson, fundador y directos creativo de Frank Stephenson Design.