«Más que sentirme como favorito al título, tengo que serlo», dice Morbidelli

Franco Morbidelli afronta el 2021 como uno de los grandes favoritos al título después de su subcampeonato de 2020. El italiano ha hablado largo y tendido con la prensa sobre sus aspiraciones para este año, su profunda amistad con su nuevo compañero de equipo (Valentino Rossi) y sobre cómo ve el regreso de Marc Márquez a la competición tras su dura lesión.


Un día después de la presentación oficial del Petronas Yamaha SRT para la temporada 2021, Franco Morbidelli ha atendido a los medios de comunicación en una extensa rueda de prensa virtual a través de Zoom. Como es habitual, el piloto italiano ha mostrado un tono relajado y reflexivo en sus declaraciones, dejando pinceladas muy interesantes en su comparecencia previa a un año en el que partirá como uno de los grandes favoritos al título.

Morbidelli afronta el 2021 con la vitola de subcampeón del mundo después de una excelente temporada, en la que logró sus tres primeras victorias en MotoGP. El italiano encara su tercer curso con el Petronas Yamaha siendo el único piloto que no tiene contrato directo con la marca, sino con el equipo satélite. No contará con la misma moto que los pilotos oficiales ni que su compañero, Valentino Rossi, sino que llevará la misma M1 que el año pasado, que no es otra que la base de 2019 con algunas actualizaciones que irá recibiendo a lo largo del año.

Pese a todo, confía en que la escasa evolución técnica que ha habido debido a la pandemia le permita mantener el nivel mostrado el año pasado con una moto 'antigua': «No sólo importa el aspecto humano, también la moto, pero también sé que la diferencia entre mi moto y las motos de fábrica no es tan grande como si hubiesen sido dos temporadas normales. No ha habido tanto desarrollo, así que espero que aunque exista diferencia, sea parecida o menor que la del año pasado. Espero que dependa más de la parte humana y confío en ese apartado para hacer un buen trabajo», comentaba Morbidelli.

Es consciente de que por primera vez aparece en las quinielas como uno de los candidatos al título, no sólo para los medios, sino también para sus rivales: «Es bueno que los rivales reconozcan tu valor, es algo que me da orgullo. Al mismo tiempo, ese orgullo deriva una mayor responsabilidad», comenta el piloto del Petronas Yamaha, que no rehúye a esa etiqueta de candidato al Mundial: «Más que sentirme un favorito para el Mundial, tengo que serlo. No te puedes esconder detrás de ello. Sigo siendo yo; trataré de hacer mi trabajo, sé lo que hice el año pasado e intentaré replicarlo y mejorarlo».

El hecho de tener contrato con el equipo y no con la fábrica puede ser un condicionante para Morbidelli, puesto que este 2021 es el último año de contrato del Petronas Sepang Racing Team con Yamaha. La intención de la estructura malasia es prolongar esa vinculación con Yamaha, pero la marca japonesa podría estar abierta a otras propuestas para su estructura satélite; por ejemplo, en el caso de que el equipo de VR46 acabe desembarcando en MotoGP en 2022. El equipo Petronas, aunque tiene la intención de renovar con Yamaha, tampoco descartaría escuchar otras opciones si se diese el caso, como la hipótesis de convertirse en el equipo satélite de Suzuki. Ante toda esa incertidumbre sobre el futuro de su equipo, Morbidelli prefiere mantenerse al margen: «Esto es algo en lo que intento no pensar, porque no me ayuda a hacer bien mi trabajo. Sé que mi equipo está en conversaciones con Yamaha y sé que el contrato terminará al final de esta temporada. Trato de no pensar en cosas que no puedo controlar, y son cosas que debe controlar y que controlará muy bien Razlan Razali, nuestro jefe. Sé que hará un buen trabajo y que elegirá la mejor opción para el equipo y que esa mejor elección para el equipo lo será también para mí».

Morbidelli destaca que el salto adelante respecto a 2020 estuvo sobre todo en una mayor seriedad a la hora de afrontar su trabajo: «Me lo tomo más en serio. Me centro más, entreno más y mejor, y esa seriedad se reflejó en los resultados», y añade que la frustración que sintió en 2019 se convirtió en un estímulo para hacer una temporada como la del año pasado: «2019 me dejó frustrado como piloto y esa frustración me hizo sacar algo de mí que no esperaba. Espero que esa sensación me sirva también para esta temporada», expone.

 

Valentino: rival y compañero, pero sobre todo amigo


Después de dos años compartiendo box con Fabio Quartararo, Morbidelli tendrá como compañero a Valentino Rossi. El #46 es una persona clave en su vida y en su trayectoria profesional, ya que fue su mentor, le 'reclutó' para la VR46 Academy y desde entonces su carrera deportiva no dejó de evolucionar, siendo Campeón del Mundo de Moto2 en 2017 y, actualmente, uno de los pilotos de referencia en MotoGP.

Tratará a Rossi como compañero y, por ende, como rival, pero poniendo por encima de todo ello la amistad que hay entre ambos: «Espero ser justo y correcto, como con el resto de mis amigos, no sólo con Vale. Valentino es un gran amigo, y su figura quizá sea algo más grande que la de un amigo. Espero ser justo y correcto con él en todos los aspectos de la vida».

Sobre esto, dejó una gran reflexión: «Corremos uno contra el otro, y para ser justo y correcto con él y conmigo mismo, tengo que correr contra él de la misma manera en la que lo he hecho toda mi vida. Nada va a cambiar. Por supuesto, ahora vamos a estar luchando por algo grande, pero es necesario recordar que nada en la vida es tan grande como la amistad o el amor. Es así. El lado humano es más importante que los juegos, y esto es sólo un juego. Uno muy importante, que hacemos desde que éramos unos niños, pero sigue siendo un juego. Tenemos que recordar esto cuando estemos luchando, y espero que estemos luchando por posiciones delanteras y por cosas importantes».

Respecto a si verá a en el box a Rossi como un amigo o como su primer rival a batir, asegura que «veré a los dos. Es difícil separarlo, porque los pensamientos nunca van en una única dirección. Quizás en una situación concreta le vea como mi principal rival a batir y minutos después como mi amigo. Cuando estemos en el box o en la pista, seguro que el sentimiento que tendrá más peso es que es el primer rival a batir, pero separar una cosa y otra es muy difícil».

Y preguntado por Márquez y sobre cómo cree que volverá a la competición, Morbidelli opina que tendrá difícil regresar de la misma manera tras una lesión tan larga, pero confía en que lo acabe haciendo: «Ha tenido una de las peores lesiones que hemos visto en un deportista. No recuerdo a otro perdiéndose más de un año en el momento cumbre de su carrera. No sé bien cómo es su lesión ni el dolor que siente, por lo que el aspecto físico no lo puedo juzgar, pero en el apartado mental una lesión así tiene repercusión en tu cabeza. Somos humanos, recordamos los momentos duros y evolucionamos. Eso va a ser duro, pero Marc también es un tipo duro y no veo por qué no puede volver a ser el que era», dice el vigente subcampeón de MotoGP.

Deja una respuesta

Volver a la home