Los hermanos Márquez le socorrieron

Franco Morbidelli tuvo que pasar la noche en el Hospital de Faro tras sufrir un fuerte golpe en la cabeza al término de los test privados en Portimao. El italiano se fue al suelo en la curva 9 y los hermanos Márquez le auxiliaron hasta que llegó la asistencia médica.


Mal sabor de boca para Franco Morbidelli en estos test privados de Portimao. El italiano, nuevo piloto del Pramac Racing, seguía rodando sobre su Panigale V4 S durante la segunda jornada en el trazado portugués, pero sufrió un fuerte accidente.

El #21 era uno de los muchos pilotos de la parrilla de MotoGP que decidieron hacer kilómetros sobre sus respectivas motos de serie antes de los test oficiales, además de compartir pista con la parrilla de Superbike.

El primer día, Franco Morbidelli hizo un total de 87 vueltas sobre la moto de Borgo Panigale, que sustituye a la Yamaha R1 de serie con la que rodó los últimos cuatro años como piloto de la firma japonesa. En esa primera jornada, el romano hizo un mejor registro de 1:43.429, a solo cuatro décimas del piloto de MotoGP más rápido de ese día, el vigente campeón Pecco Bagnaia. El martes, después de 64 giros, fue capaz de bajar hasta el 1:43.065, a casi cuatro segundos de Toprak Razgatlioglu, el más rápido de Superbike (1:39.189).

Desafortunadamente, los test privados terminaron para Franco Morbidelli antes de las 16h (hora local) del segundo día, cuando perdió el control de su Panigale V4 S en la curva 9. Un accidente en una curva a alta velocidad que dejó a Morbidelli aturdido en el suelo.

Franco morbidelli accidente test portimao 3

Un susto antes de los test oficiales


Los hermanos Márquez, que rodaban con los colores del Gresini Racing, fueron los primeros en ver al italiano tendido y no dudaron en pararse al lado suya al ver la bandera roja. Los ilerdenses se quedaron junto a Morbidelli hasta que llegó la asistencia médica.

Posteriormente, el piloto de Ducati fue trasladado al Centro Médico del circuito, donde le descartaron una lesión grave. De hecho, Morbidelli regresó a su box, aunque sin intención de salir a pista. Finalmente, el italiano siguió los consejos de los médicos y pasó la noche en el Hospital de Faro por precaución, ya que el piloto recibió un fuerte impacto en la cabeza.

El primer test oficial del año será en Sepang, del próximo 6 al 8 de febrero. En principio, Franco Morbidelli debería llegar totalmente recuperado de este susto. En Malasia, el nuevo piloto del Pramac Racing seguirá adaptándose a su Ducati Desmosedici GP24.