Hubo un tiempo, mucho antes de la era del marketing, donde llevar el número uno tras ganar un título era casi una religión. Una tradición que se ha perdido con la vinculación del piloto a su propio número; y que ha sido recuperada por Tito Rabat, que será indiscutiblemente el rival a batir.

Fotos: Marc VDS / Speed Up / Ajo Motorsport

Será la primera vez en los seis años de existencia de Moto2 en la que el campeón defienda su título. El último en intentarlo en la categoría intermedia fue Marco Simoncelli, y el último en conseguirlo fue Jorge Lorenzo. Un reto arriesgado a la altura de un piloto diferente, erigido en moderno defensor de todos aquellos que siguen teniendo fe en el número uno que distingue a los campeones; de aquellos que creen que los títulos hay que defenderlos en pista. Tito Rabat, también llamado Tito Robot.

Sus rivales serán más o menos los mismos, con la excepción de Maverick Viñales –ya en MotoGP-; y con las llegadas de Álex Márquez y Álex Rins, dos talentos a los que no hay que olvidar en la lucha por el título, si bien parece que les costará unas carreras poder pelear por las victorias. Especialmente a Márquez, al que le está costando algo más acoplarse a su nueva montura; ya que Rins se ha encontrado muy cómodo desde el principio.

Sam Lowes Speed Up Moto2 2015 - Motorbike MagazineEn una categoría que tiende peligrosamente a convertirse en monomarca -22 de las 30 motos de la parrilla serán Kalex-, una Speed Up amenaza con discutir su supremacía. Y la culpa es del británico Sam Lowes, que después de los entrenamientos de pretemporada se postula como el oponente más duro de entre todos los que están dispuestos a desafiar a Rabat.

El único británico presente en el Mundial de Moto2 vuelve a recordar a aquel piloto agresivo de estilo espectacular que deslumbró en 2013 ganando con autoridad el Mundial de Supersport. El año pasado Sam tuvo una temporada de adaptación realmente difícil, plagada de caídas; pero ya culminado ese proceso se encuentra en disposición de darle a Speed Up el primer título de su historia en la categoría, además de intentar saldar la deuda de Gran Bretaña, cuya sequía de títulos se extiende ya a casi cuatro décadas. Barry Sheene sigue necesitando un heredero, y tras el intento fallido de Scott Redding hace dos temporadas, Lowes está dispuesto a recoger ese guante.

Johann Zarco Ajo Motorsport Moto2 2015 - Motorbike MagazineOtro piloto al que Rabat tendrá que prestar una atención especial es Johann Zarco, que ha sido el elegido por Aki Ajo para su asalto a la categoría intermedia. Ajo ya tuvo al galo a sus órdenes en 125cc en la temporada 2011, en la que fue subcampeón, y cuatro años después vuelven a unir sus caminos.

Zarco será la única opción real del motociclismo francés –junto a él sólo estará Louis Rossi-, pero si quiere optar a pelear por el campeonato tendrá que demostrar que ha aprendido a templar los nervios en los momentos más calientes de las carreras, su hándicap durante toda su trayectoria deportiva.

No estarán solos Rabat, Rins y Márquez. Con un año de experiencia, se espera que Luis Salom dé un salto de calidad y esté peleando por los podios de forma constante. Igual que Axel Pons, que ha cuajado una pretemporada más que prometedora. Julián Simón tratará de adaptarse lo más rápido posible a la Speed Up, y Ricky Cardús seguirá un año más en Tech 3.

En la lista de favoritos también encontramos a Jonas Folger, que volverá a ser la gran baza del motociclismo alemán, con permiso de Sandro Cortese. El cuarteto germano se completa con Marcel Schrotter y Florian Alt; y un año más será Xavier Simeon el encargado de portar el estandarte belga.

Suiza contará con cinco pilotos. A tenor de lo visto en 2014, sus mejores opciones deberían ser Thomas Luthi y Dominique Aegerter, pero el segundo ha tenido una pretemporada difícil, lo que le ha borrado de las quinielas. Junto a ellos estarán Randy Krummenacher, Robin Mulhauser y el flamante campeón del FIM CEV de Moto2, Jesko Raffin.

Se esperan grandes cosas del equipo Italtrans, con Mika Kallio como guardián de los intereses de Finlandia; y Franco Morbidelli a su lado como gran esperanza italiana, acompañado por Simone Corsi y Lorenzo Baldassarri, que repite como benjamín de la categoría.

Anthony West seguirá un año más como único australiano; y una vez más las esperanzas asiáticas estarán depositadas en Takaaki Nakagami, que tras un discreto 2014 quiere volver a recuperar su posición en los puestos de privilegio. Hafizh Syahrin será la punta de lanza malasia, acompañado por Zaqhwan Zaidi y Azlan Shah; y Thitipong Warokorn repetirá como único representante tailandés en el Mundial.