Los accidentes del TT y de Salom tiñen de luto las motos

Este fin de semana ha sido uno de los más duros para la familia motociclista. La muerte de Luis Salom, Dwight Beare y Paul Shoesmith han hecho que todos los que disfrutamos con este deporte nos demos cuenta de lo peligroso y cruel que puede ser.


El viernes, durante la celebración de la segunda sesión de entrenamientos libres de Moto2, Luis Salom sufría una caída en la curva 12 y a pesar de los esfuerzos de los servicios médicos del circuito y de los del Hospital General de Cataluña, nada se pudo hacer para salvar la vida del joven piloto de 24 años. Todos nos quedamos conmocionados, y rápidamente, las redes sociales se llenaron de fotos de Luis, mostrando su dolor y lamentando la pérdida del piloto mallorquín.

Pero desgraciadamente, no sólo recibíamos la noticia de Luis, sino que el sábado un accidente en la carrera de Sidecar del Tourist Trophy, nos arrebataba también la vida de Dwight Beare, y dejaba herido grave a su copiloto, Benjamin Binns. El piloto de 24 años, australiano, pero residente en la Isla de Man perdía el control de su side en la zona de Rhencullen.

Tan sólo un día después, y también en el Tourist Trophy, el veterano piloto Paul Shoesmith perdía la vida cuando entrenaba en la categoría de Superstock, justo después de lograr su vuelta más rápida en Superbike. Paul, de 50 años, dirigía también su equipo, y era un personaje muy querido y respetado en la Isla.

Todo el equipo de Motorbike Magazine, quiere mandar un abrazo y el más sincero pésame tanto a la familia, como a los amigos de Luis, Dwight y Paul.